Sociedad
Pasó en Mendoza

El tétrico psiquiátrico de Godoy Cruz: cucarachas, maltrato y hacinamiento

Denuncian que un neuropsiquiátrico, que está ubicado en Renato Della Santa y Pablo Albarracín al 1198, de Godoy Cruz, está en estado de abandono. Un empleado que trabajó en el lugar lo calificó de "inhumano".

José, quien trabajaba en el lugar, señaló: "Quería hacer público el tema de cómo estaban los chicos, porque me parecía inhumano cómo los tenían. Tener que trabajar ahí y que te digan que en vez de ponerles pañales (porque no había) les tenés que poner remeras, es terrible. El que quedaba mal era yo y no el hogar".

"El hogar se llama Oasis del Sol. Hay gente que no debería estar ahí. Hay un límite de personas y los que no podían estar ahí en la mañana se iban a una plaza. Entonces cuando la inspección venía encontraba todo legal", reveló el hombre.

"El hogar tiene 22 personas y hay 17 camas. La gente más grande dormía en su cama. Hay una chica que dormía en el piso", afirmó.

"Ninguno de los que trabajan ahí son enfermeros o especialistas. Hay un solo chico que estudió para acompañante terapéutico. Nosotros hacíamos todo, limpieza, trabajábamos en la cocina e íbamos a buscar los remedios. Yo trabajaba desde las 23 hasta las 7 y no tenía ayuda", denunció.

"Bañábamos a la gente con baldes porque no había ducha. Hubo un tiempo que bañaba a las chicas también. El lugar no era limpio, había cucarachas adentro de la heladera. La comida era buena, pero no era suficiente", añadió.

"He visto a una chica que cuando se portaba mal la agarraban de los pelos, la empastillaban y la metían a la pieza. Vi a la dueña del hogar (Laura Marcela Mella) agarrar de los pelos a una chica. Después de que lo hice público en Facebook vino a querer arreglarme con $10.000. Quiero que este tipo de gente se termine porque les mentía a los familiares de los chicos"

Soledad, quien también trabajó en el neuropsiquiátrico, afirmó: "Estuve seis meses en el lugar. Yo llevaba seis chicos a la plaza por la mañana. Me dijeron que debía sacarlos porque venía la inspección. Entré a trabajar en invierno y hacía mucho frío".

"Después hice los tres turnos y me llamaba la atención el maltrato que había. Cuando entré me quedé helada porque la encargada agarró de los pelos a una chica y la tiró al piso. Me dijo que no me asustara porque teníamos que defendernos de la reacción de los pacientes", contó.

"Yo también bañaba a los pacientes, a los hombres, a las chicas y a las abuelas. Me hacían bañar a las 4 de la mañana a una paciente llamada Rosita con el frío que hacía. Teníamos que tenerla higienizada a ella y a otros chicas", expresó.

Por último, Agustín contó que "trabajé durante cinco meses en ese lugar. Veía todo mal. Cuando entré no decía nada porque tenía miedo de que me echaran. Los veía cómo dormían y no era el estado en el que debían estar".

"Había una gran plaga de cucarachas que estaba en la comida. Me tocó bañar a chicas y a todos. Empecé a trabajar de noche y me hacían despertarlos a las 5 de la mañana para tenerlos medicados", aseguró el ex empleado del hogar.

"Las condiciones en las que vivían eran pésimas. No hablaba casi nunca con la dueña. Dejé de trabajar porque no me quería pagar. En dos meses de trabajo cobré $8.000 y estaba en negro", aseveró.


Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre