Violencia sin límites

Famosa cantante: Su padre la obligó a casarse a los 12 años con el vecino que la violaba

Poco se sabe de esta historia del horror. Además, en la extrema pobreza, dos de sus hijos murieron de hambre

QPJ Zapping

LA INCREÍBLE HISTORIA DE ELZA SOARES

La mítica cantante brasileña nació en el medio de esa institución estructural brasileña que es la favela, en el caserío Vila Vintém, en el oeste de Río. Su padre la obligó a casarse a los 12 años con el vecino que la violaba. A los 13 años fue madre. Tuvo -siempre con su victimario- cuatro hijos más, dos de ellos murieron de hambre.

La mítica cantante brasileña murió a los 91 años. Su pareja, violador y abusador: Garrincha

Su historia de vida a veces opaca su calidad artística: nacida en una favela, casada a los 12 años con el hombre que la violaba, hijos muertos de hambre, su pareja con Garrincha, la depresión, el exilio europeo. Elza Soares era un torbellino. Chico Buarque la llamaba: "la flor es también una herida abierta".

Chico Buarque -que si algo desarrolló en su vida es una mirada- escribió pensando en ella: "Para los que saben mirar, la flor es también una herida abierta". Es uno de los versos de Dura na queda, la canción que el carioca le dedicó a Elza Soares y que ella incluyó en su excelente Do Cóccix Até O Pescoço, producido por Zé Miguel Wisnik, de 2002. Fue el álbum en el que la aristocracia de la música brasileña -Buarque, Caetano Veloso, Seu Jorge, Carlinhos Brown- la bendijo y le hizo un lugar definitivo en el Olimpo. Ya Caetano, como siempre, se había adelantado y en 1984, en su disco Velo, la convidó a participar en una canción extraordinaria como "Língua". Fue un rescate: la carrera de Soares zozobraba. "A principios de los 80 hasta tuve que cantar en un circo para poder criar a mis hijos. Se lo comenté a Caetano y me dijo que una abeja nunca abandona su colmena. Me invitó a grabar 'Língua', e hizo que mi carrera se impulsara nuevamente", dijo.

Su historia es un drama. Nació en el medio de esa institución estructural brasileña que es la favela, en el caserío Vila Vintém, en el oeste de Río. Su padre la obligó a casarse a los 12 años con el vecino que la violaba. A los 13 años fue madre. Tuvo -siempre con su victimario- cuatro hijos más, dos de ellos murieron de hambre. El hambre, justamente, determinó su lanzamiento a la música. La historia es demasiado famosa, ya legendaria. 

En años en que la música popular tenía gran rotación y la radio y televisión eran cazadoras de talentos, se presentó en un concurso radial que conducía Ary Barroso. Se vistió con lo que pudo, algo estrafalaria. Ary Barroso le preguntó, no sin sorna, de qué planeta venía y ella respondió con sabiduría maradoniana. "Del mismo que vos. Del Planeta Hambre". "Me puse un vestido de mi madre dos veces más grande que yo, que pesaba menos de 40 kilos, y me lo ajusté con alfileres. Parecía una bruja, estaba muy rara. Todo el público empezó a reírse de mí, me molestó mucho, porque yo había ido allí a intentar ganar dinero para comprar comida para mis hijos", detalló Página12. 

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Zapping

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante