Sociedad
Sufrimiento

El drama del hombre que tiene un pene de 48 cm: cuando era joven se ponía pesas para agrandarlo

El gran tamaño de su miembro viril le impide realizar una vida normal.

Roberto Esquivel, de 58 años, vive con una condición física que, aunque podría parecer un sueño, le hace la vida imposible. El hombre tiene un pene de 48 centímetros, y eso le impide trabajar e, incluso, caminar con normalidad.

Roberto, natural de México, tiene el pene más largo del mundo, o eso es lo que él opina. Por este motivo, no quiere operarse para reducir su medida: quiere seguir formando parte del Libro Guinness de los Récords. Sin embargo, nadie ha reconocido oficialmente su motivo de orgullo.

Los médicos han descubierto que los 48 centímetros de largura del pene de Esquivel no son reales: la gran mayoría es prepucio, piel inflamada y vasos sanguíneos. El hombre ha confesado que, cuando era joven, se ponía pesas en su miembro para alargarlo.

La condición física de Roberto le hace la vida más complicada de lo que se podría pensar: no se puede arrodillar, se tiene que vendar el pene, no puede tener relaciones sexuales y, cuando duerme, se tiene que colocar una almohada en la zona íntima.

Asediado sexualmente

Roberto asegura que ha sido víctima de acoso sexual en el pasado, concretamente cuando estuvo en la prisión después de ser relacionado con un asalto a los Estados Unidos. Mientras estaba detenido, según su testimonio, los otros internos y los funcionarios hacían apuestas y lo obligaban a enseñar el pene, con el fin de compararlo con el de otros hombres, muchos de los cuales, según ha hecho notar la víctima, eran negros.



Por este motivo, Roberto ha querido hacer público su caso y sus vivencias, con el fin de denunciar el trato que ha recibido en la prisión y recibir una indemnización.

Como Roberto no puede trabajar, tiene que recibir ayudas y subvenciones del gobierno mexicano. "Cada día voy a buscar la comida en el banco de alimentos", explicó.



Además, asegura que su condición física le impide establecer una relación normal con cualquier mujer. Roberto explica que solo ha hecho sexo una vez a su vida, el año 1990, cuando estaba en Seattle (EE.UU.). Aunque de momento es consciente de que no puede mantener relaciones, el hombre se muestra positivo: "Sé que en los Estados Unidos hay muchas mujeres. Una de ellas será del tamaño correcto para mí", asegura.


Comentarios

  • ok

    si seras. . . . dijera el chavo

    Ver más

    Responder
  • Ahí lo tenés al....

    Y bue '...

    Ver más

    Responder

Tucomentario

Nombre

Más de Sociedad