Jujuy
Solidaridad

El bebé jujeño Máximo necesita la ayuda de todos

Se encuentra internado en el Hospital Materno Infantil y necesita un respirador.

A su año y cuatro meses de edad, Máximo Cardozo es un niño que se aferra a seguir viviendo, a pesar de que no puede respirar por sí mismo. Su familia pide la colaboración de un equipo respirador bipap (un oxígeno y aspirador artificial) y una silla postural para que regrese a casa.

El pequeño luchador que sonríe cada mañana cuando despierta en la cama de Terapia Intensiva del Hospital Materno Infantil "Doctor Héctor Quintana", nació con acondroplasia, una condición genética que afecta el crecimiento de los huesos largos y además contrajo severas complicaciones para poder respirar. Luego de atravesar diferentes episodios como ahogamientos y paros cardíacos, el niño fue internado y tras seis meses los médicos diagnosticaron la aparición de un huesito que atraviesa su médula y le impide respirar con normalidad.

Por ello se le realizó una traqueotomía para suministrar una vía respiratoria y retirar secreciones de los pulmones. Por su delicada condición, el niño tiene que estar las 24 horas conectado a una máquina que le envía oxígeno a través de unos conductos para poder respirar. Si no la tiene corre peligro.

Su madre, Viviana Cardozo, contó que en 2017 el pequeño fue intervenido cinco veces, la primera vez el 26 de julio y la última el 28 de noviembre. "La tercera operación fue porque había crecido y también el huesito que le atraviesa la médula", indicó. Y deberá volver nuevamente al quirófano cuando crezca el hueso.

Con muchas fuerzas y sin perder las esperanzas, la madre de Máximo contó que hasta semanas atrás recibió la noticia de que su pequeño pronto contaría con el aparato respiratorio, pero nunca ocurrió.

La madre de Máximo, quien también nació con acondroplasia, apeló a la solidaridad de los jujeños para poder reacondicionar su casa y que su hijo cuente con un lugar óptimo por su salud. "Tengo las paredes de mi casa con mucha humedad y caños rotos, y eso le hará mal a mi niño cuando le den el alta. Yo soy madre soltera y no puedo solventarlo".

A su vez, solicitó la ayuda de una enfermera domiciliaria. Vive en Alto Comedero, barrio Tupac Amaru, manzana AP 6, lote 23, 1 etapa; celular: (0388) 154 138 493.

Te puede interesar
2Comentarios
  • J
    Juan

    ¿La mamá les dejó algún contacto?

    Ver más

    25/01/19
    0
    0
    Responder
    • DD
      Didier Durand

      es el que figura en el último párrafo 3884138493

      Ver más

      25/01/19
      0
      0
      Responder

Tu comentario

Nombre