Sentía un fuerte dolor en su muñeca, fue al médico y le detectaron algo sorprendente

Un hombre comenzó a sentir una dolencia y por meses acudió a distintos hospitales, pero en ninguno hallaron una solución.

QPJ Internacionales

Un sorprendente caso salió a la luz en las últimas horas. Un hombre sufrió por cinco meses un "enrojecimiento repetido y un dolor agudo" en la muñeca izquierda. Los médicos no podían determinar cuál era la causa de su dolencia y al final detectaron que la lesión del paciente era más inusual de lo que creían.

Este increíble suceso ocurrió en China, donde un hombre de 50 años, del cual no se reveló su identidad, comenzó una largo periplo por distintos hospitales del país asiático para calmar un fuerte dolor en su muñeca izquierda. En las distintas consultas, los especialistas analizaron su caso y le diagnosticaron en más de una ocasión que tenía una eczema. El eczema es una afección de la piel que puede surgir por muchas razones, incluidas las alergias,

No obstante, los tratamientos con esteroides tópicos y antihistamínicos que le recetaron no fueron eficaces para que desapareciera el enrojecimiento, los bultos y el dolor en la muñeca. Es por eso que los médicos decidieron realizar un nuevo exámen y más completo.

De ese modo, los doctores enviaron al paciente al departamento de dermatología del Primer Hospital Afiliado de la Universidad Médica de Fujian, donde los autores del nuevo informe lo examinaron. Cuando observaron la piel de la biopsia del hombre bajo un microscopio, notaron estructuras huecas únicas con "paredes doradas refractarias". Estos objetos también estaban rodeados de glóbulos blancos, lo que indica que eran la causa de la inflamación.

Tras revisar el historial médico del paciente, los médicos descubrieron que el hombre tenía pelos de oruga alojados en su brazo. Los médicos le consultaron al hombre cómo pudieron haber llegado allí y el sujeto recordó que seis meses trepó un manzano y probablemente tuvo contacto con alguna de las muchas orugas de polillas esponjosas que estaban en el árbol, según informó Gizmodo.

Los doctores que atendieron al sujeto indicaron que tocar los pelos de este tipo oruga causa erupciones con picazón, similares a las que son causadas por la hiedra venenosa, aunque estas erupciones suelen ser de corta duración y desaparecen por sí solas después de unas pocas semanas.

Al hombre le detectaron pelos de oruga de polillas esponjosas en su muñeca izquierda y con un tratamiento de esteroides desapareció su dolor (imagen ilustrativa).

En este caso, los pelos quedaron atrapados en la muñeca del hombre y causaron granulomas de cuerpo extraño, masas de glóbulos blancos que se forman alrededor de material extraño. El hombre tuvo que recibir un tratamiento adicional con esteroides, inyectados directamente en la lesión y sus síntomas desaparecieron.

Los autores de este estudio esperan que su informe, completo con fotos e imágenes de la lesión bajo un microscopio, pueda ayudar a otros médicos a identificar casos similares en el futuro.

Por último, los profesionales destacaron que la situación del hombre de 50 años podría haber sido peor si no se lograba determinar su causa: en al menos un caso, los pelos de una oruga fueron lo suficientemente afilados como para perforar la córnea de un paciente.

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Internacional

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante