Cromañón: qué pasó con los integrantes de la banda Callejeros

Los músicos quedaron marcados por el desastre del 30 de diciembre de 2004. Vaivenes judiciales y la vuelta a los escenarios de su líder, Patricio Fontanet.

QPJ Zapping

La historia de Callejeros en la música está signada por el éxito tan repentino como efímero. La trágica noche del 30 de diciembre de 2004 le puso el inevitable punto final al camino de popularidad de la banda de Villa Celina.

Aquella jornada, una bengala provocó el incendio del boliche Cromañón y dejó como consecuencia la mayor tragedia del rock en la Argentina, con un saldo de 194 muertos y alrededor de 1.500 heridos. Nada fue igual para los músicos a partir de ese momento.

Callejeros había programado tres recitales consecutivos en Cromañón para despedir el año. La banda liderada por Patricio Santos Fontanet atravesaba un pico de popularidad desde su creación en 1997. Los integrantes del grupo, en realidad, habían comenzado a tocar juntos en 1992 bajo el nombre de Río Verde, hasta que hicieron cambios en su formación y finalmente adoptaron una nueva identidad, incorporándose a la escena del rock barrial.

La banda creció en silencio, pero en 2003 llegó a la cima con el lanzamiento del tema Una nueva noche fría y a mediados de 2004 llenó en dos oportunidades el estadio de Obras Sanitarias, señal de su consagración. En octubre de ese año presentaron su tercer disco, Rocanroles sin destino, con un show ante 10.000 personas en Córdoba y otro ante 15.000 personas en Excursionistas. Las bengalas ya eran parte del ritual de sus seguidores.

Las consecuencias de la tragedia de Cromañón

Pato Fontanet (voz), Cristian Torrejón, Maximiliano Djerfy (guitarra), Elio Delgado (guitarra), Eduardo Vásquez (batería) y Juan Alberto Carbone (saxo) se convirtieron en los protagonistas de su propia pesadilla en la noche del 30 de diciembre de 2004. Alrededor de las 22.50, mientras tocaban en Cromañón, una bengala alcanzó la media sombra que cubría el techo del lugar y rápidamente un incendio convirtió el recital en tragedia.

En segundos, la bengala quemó materiales inflamables y provocó la formación de una nube tóxica, responsable de la mayoría de las muertes anta la dificultad para respirar y la imposibilidad de escapar del local. Mucho tuvo que ver que dentro de Cromañón hubiera más de 4.500 personas cuando en realidad estaba habilitado solo para 1.031. También, que cuatro de las seis salidas de emergencia se encontraran cerradas en el momento de la tragedia, y que los matafuegos no funcionaran.

Como producto del incendio, entre los 194 muertos hubo varios familiares de Callejeros. Entre ellos, la novia de Fontanet y la madre de Vázquez. Djerfy tuvo que lamentar la pérdida de cuatro: su tía, su tío, su ahijada y su prima. También murieron la esposa del manager de la banda, Diego Argañaraz, y el hermano del percusionista invitado, Daniel Conte.

La situación judicial de Callejeros

Todos los músicos fueron procesados después de Cromañón. Desde entonces, cambiaron los escenarios por los vaivenes judiciales, hasta que volvieron a los escenarios en 2006: recién se disolvieron definitivamente en 2010. Aunque en 2009 los habían absuelto de la causa penal, la Cámara de Casación revisó la sentencia y condenó a todos los miembros de Callejeros como partícipes necesarios, por el delito de "Incendio culposo seguido de muerte en concurso real con cohecho activo".

En 2012 se dictó el inmediato cumplimiento de una condena de siete años de prisión. Sin embargo, el caso llegó a la Corte Suprema de Justicia, que escuchó el recurso extraordinario presentado por la defensa y tras dos años dictaminó la libertad condicional para los músicos. Sin embargo, en 2016 hubo un fallo de la Cámara de Casación Penal que dejó firma las condenas de siete años a Fontanet y de cinco al resto de los integrantes de Callejeros.

El líder del grupo, Fontanet, finalmente pudo salir en 2018 al cumplir su condena. Sus compañeros de banda también se encuentran en libertad, con la única excepción de Vázquez, que en 2010 mató a su esposa, Wanda Tadei, y recibió una sentencia de 18 años de cárcel. Por otra parte, en marzo de 2021 murió Djerfy tras sufrir un infarto durante un partido de fútbol.

En 2010, cuando estaba en libertad, Fontanet formó una nueva banda. El primer nombre fue Casi Justicia Social, para jugar con las tres letras que identificaban a Callejeros (CJS), aunque en 2014 la rebautizaron como Don Osvaldo, en un homenaje a Osvaldo Pugliese. De todos modos, su dos discos de estudio llevaron aquella denominación original: Casi Justicia Social I (editado en 2015) y II (en 2019).


Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Zapping

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante