A tener cuidado

Virus disfrazado de app de "El Juego del Calamar" ya estafó a miles de usuarios

El dañino programa se viralizó rápidamente en todo el mundo.

QPJ SOCIEDAD

El gran éxito de "El juego del calamar" consiguió que la serie se posicione entre las más vistas de todo el mundo, y es que inclusive sigue aumentando sus visualizaciones con el paso de los minutos. Después de volverse la serie más vista de toda la plataforma de Netflix, el ciclo rompió los récords con más de 111 millones de vistas en tan sólo las primeras dos semanas desde su estreno.

"El juego del calamar" es una serie que tiene como principal argumento la creación de un juego en Corea del Sur que consta de seis competencias en las que quienes quedan descalificados, son asesinados. Muy mencionada en todos los países, la tira ya se adaptó a diversos formatos, y es que inclusive se desarrollaron muchas aplicaciones en torno a esta producción.

Bien se sabe que es por medio de Play Store que los usuarios pueden acceder al extenso catálogo de apps relacionadas con "El juego del calamar", y aunque puede contribuir a la inmersión de los internautas a la temática de la serie, también puede haber factores que juegan en contra. La realidad es que algunas fueron programadas por hackers de celulares, y lo que pretenden hacer es conseguir una gran cantidad de descargas para así poder acceder a las cuentas bancarias de todos los usuarios.

Así, es importante remarcar que una de estas aplicaciones tiene el mismo nombre que la serie de "El juego del calamar" en inglés: "Squid Game". Se trata de un malware; un troyano conocido como Joker que logra tener un acceso a las cuentas bancarias de sus víctimas para inscribirlas en servicios de SMS por los que pagan costosas suscripciones. Todo esto sin que la mayoría de las personas se den cuenta de la estafa que están sufriendo.

Fuente: La 100

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Sociedad

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante