Estafas virtuales

Le llegó este Whatsapp y le sacaron 1 millón de pesos, se quiere morir

Uno siempre piensa que no le puede pasar, pero lo cierto es que del otro lado del celu, hay delincuentes profesionales

QPJ SOCIEDAD

Uno considera que "hay que ser muy tonto para caer", sin embargo estas situaciones se dan más seguido de lo que imaginamos, del otro lado saben cómo enredar a las víctimas y hacerlas caer hasta dejarlas "secas". Se vacían cuentas, se sacan préstamos, se usan tarjetas de crédito y así, infinidad de maniobras para robar dinero o estafar de diversas maneras.

El mensaje por Whatsapp era tentador, ganar plata rápido y fácil a través de la compra-venta de dólares en el "mercado informal".

El cuento del tío que le hicieron a este hombre, es de película. Clonaron una cuenta de WhatsApp y lo estafaron por $1.000.000

Una pareja de venezolanos fue detenida tras estafar a través de WhatsApp a un hombre en La Pampa y robarle $1 millón. Lo hicieron a través de la modalidad del "cuento del tío" virtual.

Los delincuentes, identificados como Daifrany Mariñez (23) y Teodoro Istillarte (23), llegaron desde Venezuela para vivir en la Ciudad de Buenos Aires.

Los investigadores del caso descubrieron que hackearon la cuenta de WhatsApp del abogado de la víctima y desde allí le dijeron al hombre que tenía "un contacto que podía venderle dólares" en el mercado informal.

De este modo, aceptó y avanzó con la propuesta. Le hablaron desde otro número de celular y le indicaron que la operación debía realizarse mediante una transferencia bancaria.

Fue así que J.B., de Santa Rosa, transfirió $356 mil a una cuenta del Banco Nación el 13 de agosto del año pasado. Luego, desde otra cuenta depositó otros $634 mil para alcanzar el millón.

Al ver que no le devolvían los dólares, hizo una denuncia ante la Justicia de La Pampa. Lo siguió la Unidad de Delitos Económicos y dieron con el perfil de los ladrones gracias al entrecruzamiento de datos de celulares y titulares de las cuentas bancarias, informó El Noticiero Digital.

Esa misma información cayó en manos de la División Prófugos de la Policía de la Ciudad que los encontró en sus redes sociales, identificó sus antiguos domicilios y los detuvieron.

Ambos están a disposición del fiscal Máximo Paulucci, quien encabeza la Fiscalía General de Santa Rosa, La Pampa.

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Sociedad

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante