Aberrante

Jujeña asesinó a golpes a la hija de 4 años de su pareja: El castigo 

  Fabiana Cruz, de 21 años, fue juzgada por el homicidio doblemente agravado de una nena de apenas 4 años.

QPJ Policiales

Una mujer nacida en Jujuy fue condenada a prisión perpetua acusada de matar a golpes a la hija de 4 años de su pareja en la ciudad chubutense de Puerto Madryn. Se trata de Fabiana Cruz (21), quien durante el juicio oral reconoció haber cometido el crimen de la niña Agustina Quispe (4) en 2019 y luego haber fingido que la víctima se había caído.

La Fiscalía local informó a través de sus redes sociales que la condena fue impuesta por el tribunal integrado por Patricia Asaro, Horacio Yangüela y Patricia Reyes, quienes le atribuyeron el delito de "homicidio doblemente agravado por alevosía y ensañamiento".

El hecho ventilado en el debate ocurrió el 21 de agosto de 2019, en la provincia de Chubut, donde la condenada estaba en pareja con la madre de la niña.

El mediodía de este jueves, el Tribunal dio a conocer su veredicto dándole la razón a los fiscales y dispuso la pena de prisión perpetua en una sentencia de 93 páginas. "Condenar a la pena de prisión perpetua, accesorias legales y costas como autora material por el delito de homicidio agravado por alevosía y ensañamiento", sostuvo la jueza Patricia Asaro.

Los fiscales Daniel Báez y Jorge Bugueño, a cargo del caso, se mostraron conformes con la condena; en tanto que las defensoras públicas Laura Martensen y Luciana Capone esgrimieron que la prisión perpetua era inconstitucional por ser una pena "cruel e inhumana", por lo que en sus alegatos habían pedido 10 años de cárcel.

Sin embargo, el tribunal rechazó el planteo de inconstitucionalidad de la prisión perpetua, según detalló la agencia Télam.

De acuerdo a la investigación, Cruz asesinó a golpes a Agustina al enterarse que Ana, su pareja y madre de la niña, estaba embarazada. Luego del crimen, la mujer le dijo a un vecino que la nena se había caído y golpeado. Este hombre declaró que vio a Cruz con la víctima en brazos y ensangrentada, y que la llevó hasta el hospital.

En el juicio, el médico Daniel Cardarilli sostuvo que esos golpes no pudieron haber sido nunca producto de una caída. El integrante del Cuerpo Médico Forense fue contundente. "Me llamó la atención la multiplicidad de lesiones", dijo, describiendo lesiones en 16 grupos y un traumatismo de cráneo, según comunicó el propio Ministerio Público Fiscal de Puerto Madryn.

La autopsia estableció que la muerte de la nena se produjo por un paro cardiorrespiratorio con múltiples traumatismos de cráneo y golpes en todo el cuerpo.

 Casos similares estremecieron al país en las últimas semanas. El barrio Toma 7 de Mayo, en pleno oeste de la ciudad de Neuquén, arde y pide Justicia. Allí, a Salomón Antivil, un nene de apenas dos años, lo mataron a golpes en su propia casa y por eso los vecinos decidieron hacer justicia por mano propia: quemaron la precaria casilla en la que vivía el menor junto a su familia luego de enterarse de que el principal acusado del crimen era Laurentino Andrés (26), el padrastro de la víctima. Su muerte violenta trae casi de inmediato a la memoria el crimen de Lucio Dupuy, el nene pampeano de 5 años también asesinado a golpes y por cuyo crimen fueron arrestadas su mamá y la novia de la mujer. Es que las similitudes aberrantes entre ambos casos estremecen.

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Policiales

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante