Inseguridad

Perdón señor... Abuelo estalló de furia por cómo dejaron a su nieto ladrón. Le arrancaron un brazo

El chico que entró a una casa a robar, fue atacado por un pitbull que le comió un brazo y el joven quedó traumado

QPJ Policiales

Abuelo indignado porque pitbull atacó a su nieto cuando fue a robar: "quedó traumado, lo mordió por todos lados". El adolescente perdió el brazo por el ataque.


El dueño de casa despertó sobresaltado por los gritos ahogados de un chico en medio de la madrugada. Saltó de la cama, corrió hasta la puerta y, al abrirla, se topó con una escena dantesca: uno de sus pitbulls atacaba ferozmente a D., de apenas 13 años. Ocurrió el miércoles 7 de septiembre, en la ciudad de Santiago del Estero.

Cerca de las 4 de la mañana, y sin que su mamá lo notara, D. había salido de su casa del barrio General Paz. Al llegar a la intersección de las calles Chacho Peñaloza y Vera Cruz, cruzó el alambre perimetral que cercaba un campo de deportes donde funcionan canchas de fútbol 5. Su intención -se supo después- era robar una jaula con pájaros. Cuando advirtió la presencia de los perros, ya era tarde.

D. ingresó con un cuadro gravísimo en el Hospital Regional, adonde llegó asistido por el propietario de la casa a la que había ido a robar. Sufrió la amputación del brazo izquierdo y múltiples heridas en cabeza, piernas, brazos y torso. Sin embargo, logró sobrevivir y este miércoles recibió el alta.

"A mi nieto lo entregaron. Unas personas que andan por acá le dijeron que se habían olvidado unas jaulas en el predio. Lo hicieron trepar y ni siquiera le avisaron que adentro lo esperaban tres pitbulls", cuenta Mario Castaño, abuelo del nene, en charla telefónica con la prensa.

El hombre dice tener identificados a dos de esos individuos. Afirma que son mayores de edad y que tiene la documentación lista para presentarle a Carla León, fiscal del caso: "Acá todos sabemos quiénes son y no era la primera vez que lo sacaban a robar. Le enseñaban a hacerlo y le daban monedas. Como es livianito y es menor, les servía. Se aprovechaban de que el ?changuito' no le hacía caso a la mamá".


Castaño incluso señala que "los culpables se burlan de lo que le pasó a mi nieto", y menciona: "El otro día, mi hija cruzó la calle y ellos aceleraron la moto y se reían. Nosotros no queremos hacer justicia por mano propia. Queremos que en la fiscalía nos den alguna solución".

Uno de los testigos es el hombre que le salvó la vida al menor, y que entonces dio crédito a la versión de que aquel no actuó solo: "Me levanté al escuchar un ruido muy fuerte, con gritos, llantos y ladridos. Golpeaban la puerta de mi casa, constantemente y con insistencia. Abro y encuentro a la criatura herida. Le pregunté que hacía ahí y me dijo que otras personas lo hicieron saltar para que entrara a robar y se encontró con los perros", afirmó.

D. tiene 13 años y logró sobrevivir al brutal ataque.

Aquella madrugada, al advertir una presencia extraña, uno de los pitbulls se le fue directamente encima al adolescente. Le arrancó el pantalón, una zapatilla y parte del abrigo. D. se defendió como pudo de la furia del animal, mientras gritaba con desesperación, detalla Contexto.

"Se atajaba con la mano izquierda y le pegaba codazos al perro con la mano derecha. Se salvó por cubrirse la cara", sostiene el abuelo: "Mi nieto estaba bañado en sangre. Lo mordieron por todos lados. En la nuca, en los testículos".

Tras recibir el alta, y aunque todavía tiene una pierna comprometida, D. además está volviendo a caminar. Este jueves pasará nuevamente por el hospital para un injerto capilar.

"Él está bien. Está vivo, gracias a Dios, y tiene el apoyo de toda la familia. Lo peor es el brazo amputado del codo para abajo, pero lo asume bien. Quedó traumado, eso sí. De noche se levanta y cuando escucha pasar alguna moto por la puerta de casa, le agarra miedo", amplía Castaño.

El abuelo solo tiene palabras de agradecimiento para el dueño de la casa donde D. sufrió el brutal ataque. "Se tiró encima del perro y le salvó la vida al ?changuito'. Valoramos mucho la reacción que tuvo y sé que no está bien después de lo que pasó", asegura. Y cierra: "Vos fijate cuán sabios son los animales: mientras uno mordía a mi nieto, otro de los pitbulls le daba golpes a la puerta para que el hombre se despertara".

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Policiales

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante