Politica
Polémica

El ministro del Interior, Wado de Pedro, salió a pedir la libertad de Milagro Sala

La situación judicial de los ex funcionarios y dirigentes kirchneristas detenidos sigue siendo una piedra en el zapato para Alberto Fernández. Luego de que el presidente negara la existencia de presos políticos, Wado de Pedro lo contradijo y reclamó la libertad de Milagro Sala.

«Milagro Sala lleva 4 años detenida, no queremos más presas y presos políticos en Argentina. Libertad a Milagro Sala», tuiteó el ministro del Interior junto a un afiche de La Cámpora.

El tuit de De Pedro marca una fuerte contradicción en la Casa Rosada y deja en evidencia las diferencias entre el kirchnerismo duro y Alberto. Con el agravante de que en este caso se trata de un funcionario del más alto nivel, no ya de dirigentes aislados como Hebe de Bonafini o los propios detenidos como Julio de Vido.

«Un preso político es una persona que fue detenida sin un proceso. En la Argentina lo que hay son detenidos arbitrarios, que es otra cosa. Es gente que podría soportar sus procesos en libertad, pero los detienen porque son opositores», sostuvo días atrás Alberto, un discurso que mantiene desde la campaña.

El fin de semana, el Presidente se refirió en una entrevista al caso Sala y buscó despegarse, dejando el tema en manos de la Corte Suprema. «Siempre nos queda la tranquilidad de que eso va a tener una revisión última de la Corte. Y, si lo que digo es correcto, la Corte podrá resolver las arbitrariedades que se han cometido», afirmó.

La alusión de Alberto a la Corte es una forma de hacer equilibrio con el kirchnerismo, aunque el camino de esperar una resolución del máximo tribunal es rechazado por el entorno de Cristina Kirchner porque significa que la actual situación se mantiene en el tiempo. Se sabe que la Corte no tiene plazos para resolver sentencias.

Además de De Pedro y la propia Sala, en las últimas horas a Alberto también le salió Oscar Parrilli, el dirigente más cercano a Cristina. «Hoy hay presos políticos, no tengo dudas», dijo el senador. «La manera en que están detenidos, tanto en el caso Milagro Sala como el de Julio De Vido y Amado Boudou, no hay elementos suficientes en los expedientes para condenarlos», agregó.

La presión del kirchnerismo por Milagro Sala tiene como destinatario también a la Justicia de Jujuy, específicamente al Tribunal Superior que debe resolver en las causas que la dirigente de la Tupac Amaru tiene en la provincia.

Fuente: La Política Online


3Comentarios

Tu comentario

Nombre