Internacional
Polémica

"¡El país vuelve a vivir!", el grito eufórico en Italia en el fin de su cuarentena

Después de casi 3 meses de confinamiento, Italia liberó el movimiento entre sus regiones y abrió las fronteras con la UE.

QPJ Internacionales

Los italianos respiraron aliviados, aunque continuamente por todos los medios de información, las estaciones ferroviarias, aéreas y de navegación se difundían mensajes alertando al público de mantener las medidas de seguridad evitando los contactos humanos, lavándose las manos varias veces por día y utilizando guantes en lo posible. Las mascarillas o barbijos para proteger nariz y boca los usan todos y siguen siendo obligatorios.

En todo el país los intensos movimientos de gente fueron normales, causando moderada preocupación entre los sanitarios, que temen que tanta circulación de seres humanos signifique también del coronavirus, que ha causado casi 34 mil muertos desde el comienzo de la epidemia, el 21 de febrero.

Este martes se registraron 55 muertos en 24 horas, el dato más bajo, con una reducción de los infectados a 40 mil internados. Pero los contagios subieron a 315 en 24 horas, con una leve subida respecto de los días anteriores, en un cuadro de debilitamiento neto de la pandemia.

La actividad del coronavirus sigue concentrada en tres regiones, que son la Lombardía, Piamonte y Emilia Romania, con un 81,% del total de contagiados, mientras ocho regiones no registran nuevos enfermos y el total de infectados de las regiones al sur de Roma se reduce al 8%.

Los datos reforzaron la confianza entre los viajeros. Desde temprano partieron los trenes alta velocidad desde Milán y Turín hacia el sur del país, la mayoría con destino a Calabria, donde miles de personas embarcaron después por mar a la vecina Sicilia.

Muchos pasajeros sicilianos, puglieses y calabreses se mostraban contentos y emocionados en las estaciones marítimas, "de poder regresar después de tanto tiempo a visitar a nuestras familias." Calabria y Sicilia se limitaron a controlar en las autopistas, las estaciones ferroviarias y las terminales de naves la temperatura de los viajeros. También muchos hicieron el viaje en dirección contraria, desde Sicilia a Piamonte, Lombardía y otras regiones el norte, regresando a sus trabajos.

En Puglia se impusieron controles sanitarios más estrictos. Por ejemplo los viajeros que vienen deben registrarse para controlar sus movimientos. Se les ofrecen, como otras regiones, programas automáticos en los teléfonos celulares . Todos deben archivar sus movimientos durante 30 días.

Los controles sanitarios están en estado de máxima alerta porque la estrategia es aislar de inmediato cualquier brote de coronavirus que se produzca. Cuatro regiones comenzaron la experimentación del programa Inmunes que detecta el contacto con contagiados a través de un programa en el teléfono celular que se espera difundir a millones de italianos en las próximas semanas, como una garantía segura contra la circulación de la enfermedad.

Varias regiones tienen programas propios gratuitos que suministran a los viajeros con explicaciones en varios idiomas para los turistas.

Cerdeña impuso a los viajeros que llegaron este miércoles las medidas de control más estrictas, para defender el bajo nivel de contagiados y muertos registrados en la isla. Los no residentes en Cerdeña deben someterse a la supervisión de las autoridades decididas a actuar apenas haya indicaciones de contagio. El gobernador sardo Christian Solina firmó este martes un ordenanza que obliga a los viajeros a mostrar con la tarjeta de embarque o el documento de identidad a los controles del programa "Cerdeña segura" que se efectúan con frecuencia via teléfono celular.

En las estaciones ferroviarias y aéreas, centenares de termoescáneres controlaron durante toda la jornada la temperatura de los viajeros. Aquel que registra al menos 37,5 grados no puede subir a los medios de transporte y es sometido de inmediato a hisopados para constatar si está contagiado.

En el aeropuerto de Fiumicino se reabrió el tráfico aéreo con 45 vuelos, nacionales e internacionales. Una señal de normalización fue la llegada de un vuelo desde Nueva York de la compañía Alitalia. "En los próximos días el número de vuelos aumentará notablemente, pero mantendremos las riendas cortas para evitar sorpresas con el aumento de los contagios", explicaron responsables sanitarios en el principal aeropuerto del país.

La frontera que registró la mayor atención durante esta jornada fue la de Francia. Filas kilométricas hacia y desde Francia demoraron el movimiento debido a las autocertificaciones que exigen los franceses a los viajeros italianos, sobre todo en la estación del Puente San Ludovico. Los franceses pueden ingresar a Italia libremente. El gobierno de París anunció que liberará totalmente la frontera con Italia desde el lunes 15.

Austria anunció que controlará la situación de los contagios en Italia y que espera liberar totalmente el movimiento en la frontera también a partir del lunes 15.

En Roma y Milán, las dos más grandes áreas metropolitanas, se registró un movimiento intenso de vehículos en las rutas que llevan a las autopistas. Se engrosaron las filas de automóviles pero solo durante algunas horas de punta.

Se espera que en los próximos días, la sensación de normalidad recuperada pondrá en movimientos a muchos turistas italianos hacia las playas y las montañas. Paulatinamente también comenzarán a llegar muchos visitantes europeos. La frontera de Austria está abierta para los que viajan desde Alemania e Italia. En el norte italiano, miles de alemanes y austríacos poseen casas de veraneo en el mar pero también en los grandes lagos italianos. Se cree que llegarán a partir de finales de este mes.

Los datos meteorológicos señalan que Europa tendrá un verano muy caliente y sofocante en los meses de julio y agosto.


0Comentarios

Tu comentario

Nombre