Policiales
#NiUnaMenos

Detuvieron a un policía jujeño por atacar a golpes a su mujer en un conocido local

Estaba, junto a otros compañeros y la mujer, violando el aislamiento social preventivo y con el uniforme de la fuerza policial.

Un efectivo de la Policía de la Provincia se encuentra detenido, luego de atacar a golpes de puño a su mujer y amenazarla con su arma reglamentaria, mientras consumían bebidas alcohólicas en un local comercial del casco céntrico de nuestra ciudad.

Según las fuentes policiales y judiciales, se trata de un cabo 1º de apellido Varela que prestaba servicios en Caballería y la madrugada de ayer, se encontraba consumiendo bebidas alcohólicas junto a sus camaradas, su mujer y el propietario del local, violando el aislamiento social preventivo y con el uniforme de la fuerza policial.

El hecho de violencia de género se registró alrededor de las 5.30,según publica El Tribuno de Jujuy, en el momento que los otros policías que se encontraban en el lugar fueron a recorrer la ciudad en busca de más bebidas alcohólicas para seguir compartiendo, quedando el cabo 1º, su mujer y el propietario del local ubicado sobre calle Necochea al 500, en el lugar.

En esas circunstancias el hombre habría increpado a su mujer, acusándola de insinuarse con sus compañeros y empezó a propinarle una feroz golpiza ante la mirada de su amigo, quien intervino de inmediato. En ese forcejeo el cabo 1º habría esgrimido su arma reglamentaria, que luego fue hallada debajo de una de las mesas con el martillo armado (es decir listo ejecutar el disparo).

Los efectivos del Comando de Prevención Ciudadana que pasaban por el lugar, escucharon el pedido de ayuda de una mujer en el local y cuando se asomaron, vieron al efectivo reducido por su amigo y la mujer en estado de shock.

Los efectivos consultaron el hecho con el ayudante fiscal zonal del Ministerio Público de la Acusación, quien dispuso la detención de los dos hombres y que la mujer víctima de violencia de género sea trasladada a la guardia del hospital "Pablo Soria". El cabo 1º tenía 1.73 de graduación alcohólica en sangre, mientras que su amigo 1.81 y quedaron alojados en la sede de la Seccional 1º, pero el efectivo quedó imputado por "lesiones calificadas y amenazas en concurso real, en el contexto de violencia de género". Por otra parte los efectivos policiales estaban detrás de los datos de los otros policías que estaban consumiendo bebidas alcohólicas junto al hombre de 37 años, ahora detenido e imputado.

La mujer se habría negado a formular denuncia en contra de su pareja y los efectivos continúan con las investigaciones pero de oficio, remitiendo el informe al Juzgado de Violencia de Género.

2Comentarios
  • L
    Leo

    Chuu es la baja seguro!!!!!, sino peor quilonbo

    Ver más

    Hace 14 días
    0
    0
    Responder
  • DUSV
    De una sola vez!!!!

    Denúncielo y que pague ese cobarde!!!

    Ver más

    Hace 14 días
    0
    0
    Responder

Tu comentario

Nombre