Jujuy
Sigue la fiesta

Martes de chaya: miles de jujeños agradecen por sus bienes, relaciones y el futuro

Es el día en el que en la provincia se ofrenda para que los bienes, las personas y el futuro nos sean gratos

En este día los jujeños se disponen a dar las gracias a la Pachamama por la buena cosecha, por los bienes conseguidos y por el trabajo. "Chayar" quiere decir rociar y es un gesto que los norteños realizan con bebidas, talco y serpentina

Como tantas cosas de nuestro hacer, lo de chayar lo heredamos del quechua, y tiene que ver con ofrendar, con verter, con solicitar que se nos sea propicio. Se chayan las cosas, se chaya la gente e incluso se chaya el destino.

Hay gestos que le son propios: se echa cerveza, chicha, alguna bebida que nos alegre, sobre aquello que se chaya, y como parte de esa alegría se lo enflora con papel picado, con serpentina, con talco.

Si bien algunas comparsas se encargan de organizar el "Martes de Chaya", este es un festejo con espíritu más familiar, por lo que la celebración se realiza en el domicilio particular de quienes lo organizan. Aquel que oficia de anfitrión de la chaya es quien por lo general debe invitar con la comida y la bebida.

Después del Martes de Chaya llega del Miércoles de Cenizas, cuando comienza el tiempo de la Cuaresma, pero aún nos resta el Carnaval Chico, cuando se despide el diablito que regresa al fondo del mojón, desaparecen los disfrazados de las calles, y nos deja a los pies del último de los festejos, cuando nos queda tan sólo la alegría por compartir, en el Carnaval de Flores, un fin de semana más para celebrar el tiempo de cosecha.

0Comentarios

Tu comentario

Nombre