Sociedad
#Urgente

Te contamos todos los detalles de la audiencia por el asesinato de Fernando

Uno de los abogados que representa a la familia de Fernando Báez Sosa dio detalles de lo que declararon los imputados.

Fabián Améndola, uno de los abogados que representa a la familia de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes en Villa Gesell, contó que en la audiencia oral de este jueves a la mañana solicitó que el homicidio sea triplemente agravado por "premeditación, alevosía y placer".

Además, el letrado comentó que pidió que se profundice la investigación para intentar identificar a un joven vestido de negro que aparece en el video donde se observa a los rugbiers abrazarse y retirarse de la escena del crimen.

"La persona imputada como número 11 es una persona que se ve en las imágenes. Para nosotros todos participaron del ataque, independientemente del rol de cada uno", añadió en diálogo con la prensa.

Pasadas las 9 de la mañana, la audiencia para empezar a definir el futuro de los acusados del homicidio de Báez Sosa comenzó en el Juzgado Nº6 de Garantías de Villa Gesell y duró aproximadamente dos horas. En esta instancia, el juez a cargo del caso analizó el pedido de prisión preventiva presentado por la fiscal Verónica Zamboni, mientras que la defensa de los imputados adelantó que solicitaría que queden bajo arresto domiciliario.

Améndola aseguró que solo uno de los rugbiers habló. Y aclaró que "no era el objeto de la audiencia recibir declaraciones de los imputados". "Solo uno manifestó que eran inocentes, como una cuestión genérica, y dijo: 'Quiero decir que somos inocentes'. Habló por todos, creo que fue Blas Cinalli (18)", reveló.

"No quisimos matarlo", señaló Cinalli, mientras a su lado lloraba Máximo Thomsen, según detallaron voceros judiciales que participaron de la audiencia encabezada por el magistrado David Mancinelli.

Sobre los rugbiers, el letrado comentó: "Me pareció un grupo de jovenes bastante frío. Alguno de ellos se mostró conmovido pero, fundamentalmente, por el motivo de encierro. Ninguno hizo uso de la palabra para decir que estaban arrepentidos."

Cuando el abogado vio a los imputados, confesó a Crónica HD que le generó "indignación" y más todavía cuando observó "por dónde pretende ir su línea defensiva, la cual se trasladó a un ataque a la prensa, a los abogados de la querella y a la fiscal".

"Me causa mucha indignación. Ninguno de ellos esbozó una sola palabra ni alguna actitud de la que se pueda inferir un arrepentimiento", enfatizó. Además, señaló que "claramente el hecho, que termina con la muerte de Fernando, no es un hecho aislado, sino un modo de proceder de todo el grupo".

Futuro de los imputados

Con respecto al futuro de los rugbiers, Améndola sostuvo que "mañana (viernes) va a tener que decidir el juez, y obviamente el juez tomará una resolución en función de lo que fue el día de hoy. Se conocerá cuál será su respuesta y, a partir de eso, la jornada seguirá con el dictado de una prisión preventiva".

En cuanto a las dos personas que quedaron en libertad, dijo que a pesar de que uno tenga familia en otro país, no debería irse. "No debería pasar eso", remarcó. "Nosotros pedimos que se revea la situación de los dos liberados, entendemos que los 10 son autores del hecho, tanto los que le pegaron como los que protegieron el lugar para que nadie los viera".

Por último, el letrado informó a este medio que ninguna de las familias de los imputados se comunicó para pedir disculpas. "Nadie se contactó con la familia de Fernando y no sé si ya es oportuno eso, ahora a esta altura de las circunstancias me parece que podría ser visto más como una estrategia de defensa que como un acto de arrepentimiento o compasión".

No obstante, agregó que se siente "el apoyo de la gente", ya que esta causa trascendió el dolor propio de la familia y el dolor se trasladó a toda la sociedad.


0Comentarios

Tu comentario

Nombre