Sociedad
Se pasaron

"Fue una pelea normal", la indignante frase de un rugbier detenido por el crimen de Fernando

Máximo Thomsen realizó la confesión a uno de los jóvenes que participó en las ruedas de reconocimiento.

Hoy comenzaron las ruedas de reconocimiento para esclarecer el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell. Varios jóvenes participaron convocados por la Policía y uno de ellos fue Juan Cruz Hasevocs, quien dialogó con Máximo Thomsen, uno de los rugbiers acusados por el asesinato.

"Máximo Thomsen me dijo que fue una pelea normal", dijo al respecto el joven que participó del procedimiento que está mañana se desarrolló en la secretaria de Seguridad de la ciudad balnearia.

Además, el joven de 19 años detalló que le tomaron fotos, le pusieron un número y en una habitación estuvo junto a Matías Thomsen, señalado -junto a Ciro Pertossi - como coautor del crimen de Fernando.

Allí, junto a dos "extras" más, participaron de la primera rueda de reconocimiento. Del otro lado del vidrio se ubicaron los amigos del joven asesinado, a los que él no pudo ver.

Desde que entró al cuarto hasta que terminó la rueda en la que participó, estuvo dos horas. Durante todo ese tiempo, al rugbier se lo vio tranquilo, relató Hasevocs a Clarín.

Al ser consultado sobre lo que le dijo el rugbier durante el procedimiento, el joven de 19 años, oriundo de Lanús, detalló que le dijo que se trató de "una pelea normal, de pibes" y aseguró que si bien no dijo que estaba borracho, "lo dio a entender".

Por otro lado, aseguró que durante la rueda estuvieron "re contra atendidos", y en un "silencio total".


Una vez finalizada la primera jornada de reconocimiento, Diego Escoda, fiscal de Dolores, anticipó que hoy serán entre tres y cinco los testigos que van participar.

0Comentarios

Tu comentario

Nombre