Salud
Sexualidad

El sexo ayuda a prevenir el cáncer en varones

Más de la mitad de los españoles asegura tener sexo hasta 3 veces por semana, un 10 % incluso lo hace a diario, y el 35 % restante lo hace cada más de 15 días, según una encuesta.

Según una encuesta de Top Doctors, la mitad de los españoles asegura tener sexo hasta 3 veces por semana; un 10 % incluso lo hace a diario, frente al 35% restante que lo hace cada más de 15 días, olvidándose incluso de la última vez que tuvo sexo.

El sexo es mucho más que el acto en sí, es beneficioso para la salud. "El sexo ayuda a mejorar el sistema inmune al aumentar el número de anticuerpos y, al mismo tiempo, a prevenir la aparición de enfermedades como el cáncer de próstata o patologías cardiacas. También para la mente tiene importantes ventajas al reducir el estrés, aliviar el dolor o ayudar a conciliar mejor el sueño" afirma el doctor Aleix Comas sexólogo en el Institut Barcelona de Psicología y Sexología

7 de cada 10 personas considera que, aunque alcanzar el clímax es la culminación de algo perfecto, si no se llega, no pasa nada, pudiendo disfrutar con todo lo que implica el acto, frente al 30 % restante que considera que alcanzar al orgasmo es sin duda el fin último de mantener relaciones sexuales.

Además, para los encuestados, "a la hora de disfrutar todo vale, y la mitad afirma recurrir a juguetes eróticos para potenciar las sensaciones del sexo, así como a la masturbación, siendo esta última una práctica habitual para el 80% de los españoles", afirman.

Cuando mantenemos relaciones sexuales, y llegamos al orgasmo, se producen ciertas reacciones en el cuerpo que nos hacen pensar que se trata de un tema físico. Sin embargo, es en la mente donde se genera esta respuesta sexual.

"La mente decide dónde ponemos nuestra atención y cómo interpretamos lo que vivimos, a la vez que activa los sistemas necesarios para que alcancemos el clímax. Lo vemos en el cuerpo, pero lo originamos en la mente", afirma el el sexólogo.

Identifica además cuatro fases. "La excitación es la respuesta sexual que se produce durante la primera fase del orgasmo, que genera la lubricación. Tras esta primera etapa, la excitación inicial se incrementa y llegamos a la fase meseta que es la más duradera de todo el acto. Si avanzamos, llegamos a la fase del orgasmo o clímax, en la que se experimenta la máxima actividad física y de sensación de placer, pero solamente dura unos segundos. Por último, la fase de resolución es en la que volvemos a nuestra normalidad física y psíquica".

"La intensidad del orgasmo depende del grado de excitación, de la motivación, así como del estado del cuerpo y la mente de los individuos" explica la Dra. Ana Rosa Jurado, sexóloga en el Centro Médico Magna Clinic Marbella, centro miembro de Top Doctors. Aunque la respuesta sexual puede variar con los años, no existe el concepto de edad límite para el sexo, depende de la persona.

Según Vicente Briet, secretario general de la Federación Española de Sociedades de Sexología (FESS), "el sexo es tan protector para las emociones como el aceite de oliva lo es para el sistema cardiovascular. Cuando la salud erótica se ve disminuida, incide en todos los aspectos, y, al contrario, si esta es satisfactoria, actúa como un lubricante vital. No ocurre por casualidad, el sexo regula la estructura de la personalidad y es tan importante como el instinto de supervivencia o la alimentación", explica.

De hecho, un estudio de oncólogos del Instituto Nacional del Cáncer estadounidense, que estudiaron a 30.000 hombres durante ocho años, fue que los grandes eyaculadores (al menos veintiún veces al mes) tenían un riesgo tres veces menor de sufrir cáncer de próstata que los que disfrutaban de entre cuatro y siete orgasmos mensuales


Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre