Politica
Una locura

Este año, los argentinos pagarán 163 impuestos y tasas

Un informe contabilizó la cantidad de tributos de todos los niveles de gobierno. Los primeros diez (con IVA a la cabeza) representan el 90% de la recaudación total.

Una forma de advertir el nivel de presión fiscal que hay en la Argentina es analizando la enorme cantidad de tributos que alcanzan a las personas físicas y jurídicas.

Un informe pone en evidencia esta situación, remarcando que en 2019 los argentinos deberán pagar un total de 163 tributos, entre impuestos, tasas y contribuciones que cobran el Gobierno nacional y las administraciones provinciales y municipales de todo el territorio.

Esta "radiografía" del escenario impositivo, realizada por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), muestra que la presión fiscal impacta en las finanzas de los ciudadanos y de las empresas, tanto por el volumen de instrumentos de recaudación existentes, como por su diversidad.

El estudio habla de los "costos" de este impacto y dice que, "sin entrar en consideraciones acerca de lo distorsivo que resultan muchos de estos tributos", la existencia de más de 160 instrumentos de recaudación diferentes "brinda señales de que hay terreno para pensar en una sustantiva simplificación del esquema tributario".

Algo de esta simplificación es la que se buscó a partir del Consenso Fiscal firmado en noviembre de 2017 entre la Nación y la gran mayoría de las provincias.

Sin embargo, parte de este avance se vio frustrado el año pasado, luego de que la crisis del dólar impactara en la economía en general y obligara a replantear algunos de los objetivos fijados en aquel acuerdo. Por ejemplo, se suspendió la rebaja en Sellos.

También se modificó el escenario al restaurar un esquema de retenciones a las exportaciones agropecuarias e instaurar nuevos impuestos a las exportaciones de algunos bienes e, incluso, de servicios.

Según el detalle del informe, del total de 163 tributos, el nivel nacional aporta 40 y el provincial (entre todos los distritos) suma 41 más.

La cuenta se duplica al agregar el nivel municipal, donde se produce una enorme disparidad y heterogeneidad en el cobro de tasas que recaen sobre los más variados agentes económicos. "Hay amplias diferencias en cuanto a la aplicación de los tributos y la magnitud de la carga impuesta por cada uno", dice el Iaraf.

En el cálculo se incluyeron los impuestos, que son los tributos que no conllevan una contraprestación específica, como por ejemplo el IVA o Ganancias; las tasas, pagos que se le exigen a los usuarios de un servicio prestado por el Estado, como pueden ser las tasas por el servicio de agua y cloacas, o las tasas judiciales; y las contribuciones.

Estas últimas surgen de la obtención pasiva (a diferencia de la tasa, que es activa) de un beneficio. Por ejemplo, hay contribuciones para la construcción de un canal de riego que valorice terrenos rurales, para el asfaltado de una calle o para la construcción de una plaza.

Muchos, pero concentrados

Si bien son más de 160 los tributos contabilizados, el volumen total de la recaudación efectiva de todos los niveles de gobierno en la Argentina se concentra en pocos instrumentos.

La recaudación por IVA, por aportes de empleados y contribuciones a la Seguridad Social, por el Impuesto a las Ganancias y el impuesto provincial a los Ingresos Brutos suponen el 75 por ciento de los ingresos totales. Si se agregan el impuesto al cheque, los derechos de importación y exportación) y los impuestos sobre combustibles, se llega al 90 por ciento.

Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre