Sociedad
Pasó en Salta

Le puso su apellido a su hijo y después se arrepintió: armó un escándalo

Puso como excusa un error de la Justicia para dar marcha atrás con la paternidad.

Las juezas de la Sala Segunda de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial, Hebe Samsón y Verónica Gómez Naar confirmaron un fallo de primera instancia que declaró abstracta la reclamación de filiación paterna por el reconocimiento voluntario efectuado por el padre de un niño. También confirmaron la condena de pagar ocho mil novecientos pesos, en concepto de reparación de daño moral causado a su hijo.

En este caso de filiación, el padre pretendió la nulidad del reconocimiento de su hijo y cuestionó la condena por daño moral causado por la falta de dicho reconocimiento previo, pero las juezas de alzada confirmaron el carácter irrevocable del acto. Dijeron que el "reconocimiento efectuado por el demandado en sede judicial, que no requiere fórmulas sacramentales, reviste carácter irrevocable, de conformidad con la normativa legal".

En consecuencia, el hombre no puede pretender su declaración de nulidad, esgrimiendo vicios procesales que fueron convalidados, sin invocar un vicio en la voluntad. Es que reconocerlo y luego pretender que la justicia ampare su arrepentimiento violenta el derecho de identidad del niño.


Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre