Preocupante

Productores jujeños advierten enormes pérdidas y piden ayuda al Gobierno

Podrían perder la mitad de su producción por la sequía.

QPJ Política

Como consecuencia de la extensa sequía, los productores cañeros de Jujuy y Salta se encuentran al borde del quebranto, según dijeron, y alertaron que las pérdidas podrían superar el 50 por ciento de la producción.

Desde el sector solicitaron a los gobiernos medidas urgentes para poder paliar la crisis que golpea a la actividad en las últimas campañas, y de la cual dependen miles de fuentes de trabajo.

Es que la mayoría de las plantaciones presentan un escaso desarrollo debido al grave estrés hídrico que vienen padeciendo por la fuerte sequía. Esto, sumado a la falta de financiamiento para la renovación de cañaverales, pronostica "una fuerte caída en la producción que superaría el 50 por ciento para la zafra 2023, que se iniciaría en los próximos meses", aseguraron desde la Unión Cañeros Independientes de Jujuy y Salta (Ucijs).

"La situación del sector es muy grave, y especialmente la de los productores cañeros independientes", advirtieron.

"Este año muchos productores podrían quedar en el camino", señalaron con preocupación.

Tres campañas atrás

"El año pasado tuvimos una pérdida de más del 30 por ciento y este año vamos a superar el 50 por ciento debido a una sequía que viene golpeando fuertemente a la producción en las últimas tres campañas", afirmaron desde la entidad.

Esta situación los coloca económicamente "al borde del quebranto", razón por la cual "estamos solicitando nuevamente a los gobiernos medidas urgentes para afrontar esta difícil situación, y así poder garantizar la continuidad de la producción y las miles de fuentes de trabajo que dependen de esta actividad", manifestaron desde la Ucijs.

Mesa Regional

Cabe recordar que para atender esta problemática del sector, advertida por los productores al inicio del 2022, se conformó una Mesa Regional de la Producción Azucarera, integrada por las carteras de Producción de los gobiernos de Jujuy y Salta, representantes de la Unión de Cañeros Independientes y de los ingenios azucareros de ambas provincias norteñas, entre otros actores vinculados al sector.

En aquella oportunidad los cañeros plantearon la necesidad urgente de contar con el diferimiento o baja en los aportes patronales, diferimiento o eximición del pago del Impuesto a las Ganancias, otorgamiento de créditos para renovación de cañaverales con tasas bajas y períodos de devolución acorde a los ciclos productivos, búsqueda de créditos a largo plazo con períodos de gracia para inversión en nuevas y mejores tecnologías de riego.

También desgravar la actividad del Impuesto a los Ingresos Brutos, condonar el Impuesto Inmobiliario y canon de riego hasta finalizar la emergencia, baja de impuestos en la energía eléctrica para poder hacer uso del bombeo lo que hace al riego más eficiente y rápido.

Y entre las acciones a largo plazo señalaron la necesidad de realizar obras de captación y almacenamiento de agua (diques) y mejorar las ya existentes, revestimiento de canales y mejorar la conducción para evitar pérdidas, mejoramiento en las tomas de agua de los consorcios de riego, créditos para perforación de pozos.

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Politica

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante