Impresionante

El misterio de la Virgen norteña que llora "lágrimas de sangre" y le atribuyen curaciones

Muchos quieren ir a verla. Está cerca.

QPJ SOCIEDAD

Sucedió 14 veces este año. El episodio sobrenatural comenzó el 26 de marzo de 2022 en Vinará, Santiago del Estero. Desde hace unas semanas, de los ojos de la Virgen caen lágrimas de sangre. Los pobladores de este pequeño pueblo de 2000 personas, ubicado a 14 kilómetros de las Termas de Río Hondo, se encuentran divididos. Unos están muy conmocionados y aseguran que la Virgen hizo gracias y curaciones. Otros lo consideran un mal presagio. Un tercer grupo no cree.

 Mónica Pediconi, tímidamente y con reserva, relata este hecho inexplicable : "En 1968 mi familia donó un pequeño terreno para construir la primera capilla de Vinará. Se trata de un lugar particular, ya que aparecía una misteriosa luz que emergía de la tierra. Unos vecinos donaron los ladrillos, otros el cemento, otros horas de trabajo y en unos cuatros años se construyó la capilla".

Una vez erigida la capilla, en 1973 un sacerdote norteamericano, Esteban Crisanda, de La Salette (la congregación que toma el nombre del lugar de Francia donde la Virgen se apareció a dos niños en 1846), llevó una imagen de la Virgen a Vinará.

La imagen, hecha de yeso macizo, mide alrededor de 1,20 metros y se trata de una advocación de la Inmaculada Concepción, la misma que se encuentra en Lourdes. Esta imagen había sido abandonada en el depósito de la parroquia de Termas de Río Hondo junto a otros objetos religiosos.

Una vinaraqueña, que estuvo en la inauguración de la capilla en 1973, relata: "Iban a traer a la Virgen del Tránsito como patrona de Vinará pero no se la dieron, y la trajeron a ella. Apenas pasaron tres días ella empezó a llorar: la vieron el padre Esteban, la hermana Santina y otro sacerdote". Los sacerdotes y la hermana Santina decidieron no difundir la noticia y guardar silencio. Este se convirtió en el secreto mejor guardado por casi 50 años en el pequeño poblado.

Otra de las manifestaciones se dio en la década del 80 cuando Adrián, un restaurador de obras religiosos de Termas, se ocupó de renovar la pintura de la imagen. El dió testimonio que vio verter agua del pie de la Virgen. Y en la base que simula ser un montículo de piedras encontró lágrimas depositadas. Adrián, en aquel entonces, mantuvo la reserva sobre lo que observó.

El último y más impactante episodio sucedió el sábado 15 de octubre a las 15:46. De los ojos de la Virgen empezaron a brotar lágrimas de sangre. Este es el suceso del que menos se quiere hablar y más se reserva. Pero trascendió una foto en la que se observa una sustancia que aparenta ser sangre y cae de los ojos de la Virgen.

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Sociedad

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante