Alerta

"Me cansé de la vida": La drástica decisión de Ricardo Centuríon

El jugador no era tenido en cuenta en Vélez y fue aislado del plantel.

QPJ Deportes

Directamente podría ser tomado como un llamador. Una voz que se alzó y, tal vez, sea para pedir ayuda. La voz de un presente muy duro, forjado en base a golpes, a errores, a trastabillar y, también en menor medida, a logros. Pero como fueron más las malas que las buenas, se llegó a esto. A lo que se escuchó. A estas declaraciones, lacerantes. Ricardo Centurión  habló sobre el momento que atraviesa por estos días, en los que entrena en Vélez pero no es tenido en cuenta, y dolió. Vaya que dolió...

Tras su paso por San Lorenzo, el cual no fue nada bueno, Ricky volvió al conjunto de Liniers, club dueño de la mitad de su pase (la otra parte corresponde a Racing). Sin embargo, no está en la consideración del Fortín, y como no tiene ofertas para jugar en otro club, no tuvo otro remedio que tomar una drástica decisión y seguir moviéndose en solitario.

"Estoy entrenando de lunes a viernes en Vélez, y después nada. Con una vida normal", expresó Centu en radio La Red, y detalló: "Es muy difícil. Me entreno solo, con un kinesiólogo y un preparador físico. Ahora termina el torneo y después veremos qué pasa".

Luego, Ricardo habló del día a día, y expresó cierta tristeza por cómo es su presente. "Me pusieron de horario para entrenar por la tarde, para que no me cruce con el plantel profesional. Sigo viviendo como en pandemia. En algún momento me cansé de la vida, aguanté muchas cosas, necesitaba aislarme de todo. Me sentía agobiado, tenía ataques de pánico, necesitaba irme de todo, tomar tiempo, por eso decidí esto. Muchos no me entienden qué hago haciendo esto, por qué decidí irme de mi trabajo, pero era que ya no me soportaba ni a mí mismo. Yo pensaba que el amor de mi hija me iba a hacer olvidar de un montón de heridas que tenía yo pero el amor de un hijo es diferente a otro amor y otras pérdidas. Y no lo pude soportar hasta mirarle a los ojos a mi hija. Yo sé lo que estoy haciendo, lo que está mal o bien. No sé por qué no lo soluciono, no tengo respuestas para eso. Me duele llegar al fin de semana y no concentrar, soy consciente de eso", relató el habilidoso futbolista.

Por último, contó que tiene la "esperanza de volver a jugar al fútbol, y sé que lo voy a hacer. Es fácil decirme 'hasta acá llegaste'. Es el poder... Mi personalidad es que si alguien me habla o me grita, yo grito más. Es muy difícil pero ya estamos grandes. No me considero una mala persona, digo las cosas en la cara"./Crónica

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Deportes

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante