Gravísimo

Jujeña fue detenida en la FNE por trabajar: amenazas, golpes y violencia policial

La mujer asegura que le hicieron firmar papeles en blanco para recuperar su libertad.

QPJ JUJUY

Las historias de abusos policiales en Jujuy se repiten constantemente y la Fiesta Nacional de los Estudiantes (FNE) no fue la excepción. Elisa trabaja como vendedora ambulante, su trabajo es el único sustento de su familia, siendo la FNE una importante oportunidad para poder darle lo esencial a sus hijos.

Así llegó a la Ciudad Cultural donde puso su mesita para hacer tatuajes a los niños. En medio de la alegría y con decenas de niños esperando su turno, una inspectora de Espacios Públicos intentó correrla. La trabajadora se mostró dispuesta a reubicarse para poder continuar con su labor y la respuesta fueron amenazas de "sacarla con la Policía".

Conforme a sus amenazas y a lo que su incipiente cuota de poder le permite, la intolerante inspectora concretó su advertencia y al poco tiempo llegó la Policía de Jujuy, con un intenso operativo para detener a una joven madre, que junto a sus cuatro hijitos de 2, 6, 10 y 15 años, se encontraba trabajando.

De acuerdo al relato de Elisa, los efectivos presentes, al igual que la empleada pública municipal, no escatimaron en violencia a la hora de ejecutar la orden. "Me decían o vamos por las buenas o vamos por las malas", contó.

Ante la mirada atónita de los pequeños "clientes", la Policía avanzó: "Me empujaron, me maltrataron, mis hijos lloraban en la mesa y así me llevaron hasta el móvil". La gente intentó frenar a los agentes pero no hubo flexibilidad. Dejando solos a sus hijos en plena Ciudad Cultural, la fuerza provincial detuvo a Elisa.

Hasta el momento no dejaron en claro los motivos de la detención, como tampoco que fiscal dio la orden.

"Yo les pedía que me expliquen y me digan porque me habían detenido, que se identifiquen. Al negarse comencé a grabar y sacar fotos", relató en diálogo con Que Pasa Jujuy. "Me pegaron una piña en la panza y me sacaron el celular", remarcó.

A todo esto, las horas pasaban y los hijos de la mujer detenida continuaban esperando a su madre en Ciudad Cultural. Tras pasar un tiempo en la celda, los agentes prepararon una serie de papeles que Elisa debía firmar para poder recuperar su libertad. "Me hicieron firmar papeles en blanco amenazándome que si no firmaba me vuelva a la celda", expuso.

Los sucesos relatados por la mujer trabajadora, revisten una gravedad inusitada. Abuso de autoridad, violencia institucional, amenazas, golpes y serias irregularidades, encierran este terrible caso. Elisa, aseguró que cuenta con imágenes que dan cuenta de su testimonio y que radicará la denuncia correspondiente.

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Jujuy

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante