Buena guita

España busca trabajadores argentinos para un oficio con fuerte demanda: ¿cuánto ofrecen de sueldo en euros?

Se trata de un oficio con elevada demanda en la temporada de verano y donde los argentinos son fuertemente requeridos por su preparación

QPJ JUJUY

Si estás pensando en irte a vivir a España y no sabés por dónde empezar, hay una profesión en particular en la cual los trabajadores argentinos son los más requeridos: guardavidas.

Si bien no es un oficio que esté tan valorado como en nuestro país, por ejemplo, se estima que en las playas de Cataluña la mitad de los guardavidas - o socorristas, como les llaman allá -, son argentinos, según afirmó Albert Calabuig, expresidente de la Asociación de Empresas Catalanas de Salvamento Acuático (AECSA) a El País. Además, se anima a decir que en el conjunto de España el promedio puede ser similar.

La temporada de verano en Cataluña dura seis meses y cerca de 10.000 personas se acercan diariamente a disfrutar de su costa. En ese contexto, los socorristas son quienes permiten que turistas y locales gocen con tranquilidad y sosiego de sus aguas.

En Argentina, la profesión de guardavidas tiene una larga tradición y es una verdadera vocación: ya en 1932 la Cruz Roja daba cursos reglados. En cambio, en España hasta hace pocos años todavía era algo más para voluntarios de la Cruz Roja o para los jóvenes que querían ganarse un dinero extra.

Según explica al mismo medio Luis Rosarno, argentino y uno de los socorristas más veteranos de Barcelona, en Argentina "es una autoridad civil en la playa, allí no hay policía ni otra intervención más que la suya", dando cuenta que más allá del sueldo es un trabajo más jerarquizado.

Por qué los guardavidas argentinos son tan requeridos


Fue a principios de este siglo cuando las diferentes comunidades comenzaron a establecer ciertas reglas y a incluir la obligatoriedad de los guardavidas en las piscinas, lo que disparó rápidamente la demanda. En Argentina, se encontraba más fácilmente personal calificado.

Esto se debe a que en nuestro país, el curso tiene un mayor nivel de exigencia práctica: requiere un año de preparación y es físicamente muy estricto, en tanto que en España es de unos cuatro meses.

Como lo cuenta Inti Martínez, egresado como guardavidas de la Cruz Roja, en Argentina "tenía que nadar cada día, de lunes a sábado, durante un año. Mi marido se sacó en España un título de socorrista, lo consiguió en dos semanas".

"Durante un año te matan a palos, 10 horas a la semana nadando. Y lo haces porque allí, trabajar en la playa es un privilegio, no como aquí", explicó Melogno a El País, y asegura que, por ejemplo, en Palma los sueldos son menores a los de un camarero: unos 1.000 euros.

"Dicen que faltan socorristas, pero socorristas hay, lo que falta son sueldos dignos", adviertió. La precariedad del trabajo en el país europeo lo evidencia el ejemplo de Andalucía, donde muchos socorristas trabajan horas extras no remuneradas.

De todas formas, en los últimos años ha habido avances en cuanto a las condiciones en las cuales se desarrolla el oficio: "En Barcelona nos sentaban antes en una silla y bajo una sombrilla, expuestos al frío, al calor o incluso a la gente que nos tiraba cosas. Ahora tenemos unas torres con cabina y mirador. Los jóvenes, cuando lo ven, entienden que es algo serio", relató Rosarno al medio.

Por otro lado, y debido a las fuertes raíces sanguíneas españolas e italianas en nuestro país, los argentinos cuentan con ventajas a la hora de tramitar la doble nacionalidad con respecto a otros países latinoamericanos.

Sueldos precarios por una actividad de alta exigencia


Para poder abaratar costos y compensar los bajos sueldos que ofrecen públicos y privados a los socorristas, muchos compatriotas eligen municipios de mayor concentración de argentinos para acceder a la posibilidad de compartir vivienda y también aquellas regiones donde los contratos duran más.

En ese sentido, Cataluña se presenta como uno de los lugares más adecuados: tiene un convenio colectivo con un salario mínimo de 1300 euros, según informa la CGT, y temporadas de baño que en lugares como Barcelona, Castelldefels o Tossa empiezan en Semana Santa. Según representantes del sector de salvamento acuático de Cataluña, Baleares, Valencia y Andalucía, la prevalencia de argentinos en el sector irá en alza. /Crónica

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Internacional

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante