De terror

Una señora tenia dos novios y los llevo a casa: Los dos violaron a su hijita

En Santiago del Estero no salen del asombro por lo que pasó.

QPJ Policiales

Una menor sufrió en 10 años, los abusos sexuales de dos parejas de su madre. La Justicia de Añatuya, General Taboada, condenó al último de los abusadores y ahora envió a juicio al primero de los individuos acusado de abusar sexualmente de su hijastra desde los 5 años.

"Abuso sexual gravemente ultrajante calificado por la convivencia preexistente" es la acusación de la fiscal María Emilia Ganem en contra del sujeto (A.H.G), cuyo caso fue remitido a un tribunal por decisión de la jueza de Control y Garantías, Gladys Liliana Lami.

Víctima de una orfandad familiar, desde pequeña (hoy de 16 años) fue criada por su abuela en el departamento Belgrano. A los 5 años (en el 2011) fue recogida por su madre y trasladada a Añatuya, detrás de un "proyecto" de familia con hermanos y el concubino de la mujer.

Nunca fluyó amor de familia. A los pocos días, el individuo empezó a abusarla con las manos. Hasta los 7 u 8 años, la vejó y acalló con violencia y hambre. La menor fue devuelta a la casa de su abuelita. Para el 2015-2016 regresó a visitar a su madre. La chiquita tenía 10 años. De nuevo, su madre la convenció de quedarse a vivir en su casa, ya con nueva pareja.

El 27 de octubre de 2020, la joven (de 14 años) arribó a la Seccional N° 21 y solicitó auxilio. "La nueva pareja de mi madre me viola...", declaró brevemente refiriendo al nuevo concubino.

En Cámara Gesell, el 30 de octubre del 2020, describió su odisea y acotó que de pequeña ya fue abusada por el primer concubino de su madre. La Justicia avanzó y condenó al segundo padrastro (F.D.R) por "abuso sexual agravado por la situación de convivencia".

A la vez, abrió otro proceso por el primer padrastro que la había violado entre los 5 y 8 años. Allí, la joven señaló que el primer padrastro de su madre la atacó cuando asistía al jardín de infantes. "Él me manoseó cuando no estaba mi mami. Me dio un trapo y me mandó a bañar. Le conté a ella cuando volvió a casa. Llegó la policía y se pelearon. Y me mandó con mi abuela..."

Descriptiva, la menor agregó: "Él tomaba mucho. Le pegaba a mi mami. A mí más porque no era su hija. Yo me escapaba a los vecinos para que no me pegue más. Cuando me abusaba le contaba a mi mami, pero no me creía...", profundizó.

El vínculo del abusador con la madre de la menor se extendió desde el 2007 al 2017. Son padres de otros tres menores. Como pareja y padre era violento, sin discriminar entre su esposa y sus hijos biológicos.

Finalmente, la magistrada envió a juicio al individuo y desestimó los planteos de la defensa, en especial, cambio de calificativa y sobreseimiento.

Lapidario: "Expone una marcada agresividad"

Para los psicólogos, el primer concubino de la madre de la víctima "comprende la criminalidad de los hechos que se le atribuyen. Se observan momentos elevados de agresividad y/o alteraciones en el control impulsivo. Tampoco se reconocen indicadores sobre compensatorios de sus vivencias internas de insuficiencias. Expone una personalidad neurótica con vivencias internas de imposibilidad e insuficiencia vinculadas de forma causal a su precaria autoestima. Exhibe un repliegue en sí mismo, condicionando a su marcada introversión"./El Liberal

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Policiales

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante