Aplausos por favor

Una mujer llevó el celular al técnico porque creyó que estaba roto, pero se enteró de una desgarradora realidad

Las imágenes se viralizaron por Facebook y conmovieron a miles de usuarios.

QPJ SOCIEDAD

El video de una señora que se desmorona en llanto frente al mostrador de un empleado de un comercio de servicio técnico para dispositivos móviles se hizo viral en Facebook en los últimos días. El diario mexicano Milenio explicó cuál es la triste historia detrás de esas imágenes.

Resulta que una mujer de avanzada edad se presentó en el local para pedirle a uno de los trabajadores que solucionaran un supuesto problema. La señora le indicó que su celular no podía recibir llamados desde hace varios meses.

"Tengo más de un año que mis hijos no me contestan, y yo digo: ?¿qué pasa?' Pues el celular es el que no sirve. ¿Cómo no me van a hablar mis hijos?", expresó Aurora Hernández, la mexicana que protagoniza el video.

Tras reconocer la inocencia de la mujer, el joven empleado decide estafarla al señalarle que podría reparar su teléfono por una suma exagerada de dinero, por lo que ella se desespera y rompe en llanto frente al mostrador.

No obstante, antes de salir del local, otro empleado que escuchó el sollozo de la señora se aproximó hacia el mostrador y le preguntó qué ocurría. "Fui con ese muchacho y me cobra un montón de dinero... Yo no tengo ese dinero, yo lo que quiero es hablar con mis hijos", explicó Hernández, de acuerdo al diario.

Fue entonces cuando el empleado se dispuso a revisar el dispositivo móvil de la señora sin pedirle ningún dinero a cambio. Al investigarlo con cautela, se dio cuenta de que el celular funcionaba en perfectas condiciones.

Según el diario mexicano, el celular de la mujer no sonaba por el simple hecho de que ninguno de sus hijos se preocupaba y deseaba saber de ella. Apenado por esa situación, el empleado tomó su propio celular y marcó el número del hijo de la señora para plantearle la angustiosa situación y para pedirle que se comuniquen con su madre.

"Me trajo un celular a arreglar porque no funciona. Lo único que quiere es hablar con ustedes. No sé si pueda hacerle ese milagro. Les doy mis datos y todo por si gusta venir a verla", cerró el empleado del comercio.

Pero esta historia tiene un final feliz: de acuerdo con el medio, a los pocos días Aurora regresó al local tomada del brazo de un joven, que al parecer sería su hijo. Le agradeció al técnico por su ayuda y cuando intentó pagarle por sus servicios, él se negó a recibir su dinero. /Crónica


Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Sociedad

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante