Le depositaron 200 mil dólares por error, renunció al trabajo y nadie lo puede encontrar

El ahora ex empleado no quiere devolver el dinero y pone como excusa que "el error no fue mío".

QPJ SOCIEDAD

Un empleado de una empresa chilena recibió una transferencia de casi 40 millones de pesos argentinos ( 281 millones de pesos chilenos), renunció a la compañía para la que trabajaba y se fugó con el dinero. Sin embargo, le iniciaron acciones legales por "apropiación indebida". Se trata de un monto nada menor: unos 200 mil dólares, a la cotización blue de argentina.

El protagonista de la insólita historia es un empleado de una de las productoras de fiambres más grandes del lugar, que recibió una transferencia de más de 281 millones de pesos chilenos.

Todo se trató de un error del área de recursos humanos y el hombre recién se enteró cuando fue a cobrar su sueldo de mayo. Al ingresar a su cuenta bancaria, se percató de que era millonario.

Su primera reacción fue hacerse el distraído, pero cuando la empresa se dio cuenta del error, le informó que debía devolver el dinero.

Al día siguiente, el empleado tenía que ir a la sucursal bancaria para entregar los millones que había retirado, pero nunca apareció.

Lo llamaron cientos de veces hasta que contesto y comentó que se había quedado dormido. Continuaron en la espera, pero pasó el día sin ninguna respuesta.

Luego pasaron varios días sin noticias del empleado, hasta que un abogado se presentó en la empresa para comunicar que su defendido no estaba convencido de devolver la plata porque el error no era suyo.

? Finalmente, entregó una carta de renuncia voluntaria y desapareció.

Los jefes del hombre se indignaron y decidieron ir por todo. Se iniciaron acciones legales y lo denunciaron por "apropiación indebida".

Ante el juzgado, informaron que ellos consideran que fue un error y que eso no le da derecho a quedarse con el depósito. También insistieron que el ex empleado está obligado a devolver el dinero a su dueño legítimo.

Qué hacer ante una transferencia errónea

En caso de un error, es fundamental actuar cuanto antes. En estos casos, el tiempo es crucial. Esto se debe a que las transferencias, una vez realizadas, no tienen marcha atrás. No se pueden ni editar ni cancelar.

Por lo tanto, lo primero que se debe hacer es intentar contactar al usuario que recibió el dinero por error. Para ello, si la información suministrada a través del home banking no es suficiente, se puede contactar al banco de la otra persona para pedir más datos. En este sentido, el contacto debe ser siempre con el banco de destino del dinero, y no con el propio.

El dinero y su devolución dependerá, en este sentido y en todos los casos, de la buena voluntad de la persona que recibió la transferencia. Esto abre un nuevo panorama. ¿Qué pasa si la persona a la que le llega el dinero no lo quiere devolver? En este caso, no hay otra alternativa que la vía judicial para recuperar el monto transferido.


Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Sociedad

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante