Sin freno

Inflación en Estados Unidos: el precio de la nafta llegó a 5 dólares por galón, récord jamás alcanzado

El aumento en el valor del combustible ocurre cuando el país norteamericano vive una situación inflacionaria nunca vista en cuarenta años.

QPJ Internacionales

El precio de un galón de nafta (equivalente a 3,78 litros) en Estados Unidos alcanzó este sábado los 5 dólares, un récord jamás antes alcanzado, y que se da cuando el país vive la inflación más elevada en cuarenta años.

Según publicó este sábado la federación de asociaciones automovilísticas AAA, el precio medio de un galón de combustible en las estaciones de servicio del país se situó este sábado en los 5,004 dólares, algo que no había ocurrido nunca antes.

Los analistas de AAA, además, esperan que el precio de la gasolina siga subiendo durante los meses de verano.

Hace un año, en junio de 2021, el precio medio del galón de nafta (la medida que usan las gasolineras en EE.UU., en lugar del litro) se ubicaba en 3,07 dólares, es decir, prácticamente dos dólares por debajo del actual.

En 20 de los 50 estados de EE.UU. los precios están por encima de los 5 dólares por galón, especialmente en la costa oeste del país.

Ayer se conoció que la inflación de Estados Unidos se disparó en mayo hasta su tasa más alta de los últimos 40 años, el 8,6%, una nueva escalada de los precios de consumo que vino empujada sobre todo por el fuerte encarecimiento de la energía. El incremento mensual de los precios de consumo entre marzo y abril fue del 1%.

El dato publicado el viernes por la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. fue superior a lo que esperaban los analistas y acabó con la tregua de abril, cuando la tasa registró su primera bajada en siete meses.

La nueva escalada hace más probable la ya previsible nueva subida de medio punto de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal (Fed), que se reúne la semana que viene.

La histórica subida de los precios de consumo se ve empujada sobre todo por el encarecimiento de la energía y también, aunque en menor medida, por el alza de los precios de la vivienda y los alimentos.

Los precios de la energía (gasolina, crudo, electricidad y gas) aumentaron un 34,6% en los últimos doce meses, empujados por el precio del crudo, que subió un 106,7%, el mayor aumento anual que registra esta estadística desde que comenzó a elaborarse en 1935.

Los precios de los alimentos, por su parte, subieron un 10,1% interanual -el incremento fue mayor en los de compras en el supermercado, que aumentaron un 11,9%-- mientras que los de la comida en restaurantes se incrementaron en un 7,4%.

La inflación rampante obliga a pagar mucho más por los alimentos, la gasolina y el alquiler y reduce el poder de adquirir artículos no básicos, y golpea mayormente a los hogares de menores ingresos -en particular los hispanos y negros- porque deben dedicar una mayor parte de sus ingresos a los artículos de primera necesidad.

Los economistas prevén una reducción de la inflación este año, aunque no en gran medida. Según el promedio de estimaciones, el índice de precios al consumidor podría bajar a 7% para fines de año.

Las encuestas revelan que, para los estadounidenses, la inflación es el problema principal y la mayoría desaprueba el manejo de la economía por el presidente Joe Biden.

Fuente: EFE

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Internacional

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante