Desgarrador

La trataron de hipocondríaca, dio a luz a su hijo y le detectaron cáncer terminal

En plena cesárea, los mismos médicos que le habían dicho que sufría de ansiedad, le descubrieron tumores en sus ovarios, ganglios linfáticos y en el abdomen.

QPJ Internacionales

Lois Walker, una mujer británica de 37 años, dio a luz a su hijo por cesárea y en ese mismo momento los médicos le detectaron un cáncer terminal en etapa 4 en sus ovarios, ganglios linfáticos y parte del abdomen. Pero lo más triste de su historia es que ella manifestó su dolor 12 meses antes del parto.

La historia de Lois comienza en junio de 2020, en plena pandemia, cuando comenzó con un fuerte dolor estomacal. Según contó al portal británico South West News Service, los médicos del Dove Valley Practice y Barnsley Hospital le recetaron medicamentos para la ansiedad, le pidieron que evite los productos lácteos y le dijeron que podría tener el síndrome del intestino irritable.

Para peor, cuando llamó a su médico de cabecera, este le ofreció medicamentos para tratar una supuesta "hipocondría". "Luego, me dijeron que podría ser ansiedad por la salud, así que me recetaron citalopram", contó Lois sobre el medicamento que se utiliza para tratar la depresión.

La propia Walker preguntó si no podía ser cáncer, ya que ella había sufrido la misma enfermedad en la piel, pero su médico le respondió que ella estaba "envejeciendo" y que su cuerpo "ya no funcionaba bien".

Las cosas empeoraron en diciembre de 2020, cuando descubrió que estaba embarazada. Los dolores fueron en aumento y Lois no podía ni caminar ni comer. "El médico dijo que pesaba lo mismo que hace 12 meses y ya tenía nueve meses de embarazo. No entiendo como eso no les pareció una alarma", afirmó.

LA AMENAZA DE SUICIDIO Y EL DESCUBRIMIENTO DE LOS MÉDICOS

El dolor y la indignación de Lois por el no accionar de los médicos la llevó a las últimas consecuencias: les dijo que se suicidaría si no la tomaban en serio. "La gota que colmó el vaso fue cuando involucraron al equipo de salud mental porque había amenazado con terminar la vida de ambos", contó la mujer.

En septiembre de 2021 su médico descubrió una masa detrás de su útero, lo que lo obligó a programar el parto para el día siguiente. Apenas dio a luz a su tercer hijo, el médico le preguntó: "¿No dijiste que no te habías hecho una cirugía abdominal?". "Y repito, no me la hice", respondió Lois.

Automáticamente los médicos le explicaron que la enfermedad había avanzado tanto que necesitaban enviar algunas biopsias de su abdomen y esperar. "El médico me agarró la mano, lloró, y dijo que me había defraudado" contó la mujer.

UNA ENFERMEDAD TAN AVANZADA QUE SE VOLVIÓ TERMINAL

El cáncer que sufre Lois Walker está en etapa 4 y se ramificó por gran parte de su cuerpo, pese a que recibió seis rondas de quimioterapia y dos operaciones. Hoy la enfermedad se extendió a tal punto que le afecta el funcionamiento de sus intestinos, el estómago y el hígado.

Según le informaron, su hígado se había fusionado con su diafragma y por eso "tuvieron que cortarlo". "Mi vejiga se había fusionado con la parte posterior de mi matriz, por lo que tuvo que ser recortada, y todos mis ovarios se habían fusionado", contó.

En entrevistas con medios británicos, Lois se abrió: "Siento que podría haberse detectado antes para no tener este diagnóstico tardío y dejar a mis tres hijos. Fue diabólico lo que hicieron los médicos, se suponen que deben brindarnos atención".

Su familia creó una recaudación de fondos en línea para beneficiar a Cancer Research UK que ha recibido más de US$10.000 en donaciones, muy por encima de su meta original. Si bien el recaudador de fondos recibe donaciones para la investigación del cáncer, es probable que ninguna cantidad de dinero salve a Walker.

Fuente: Todo Noticias.

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Internacional

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante