La Argentina que nos duele

Llegó al secundario y no sabe leer ni restar: cómo hizo este pibe para tanto

El caso se viralizó tras el relato de su propia madre, una mujer laburante que sólo quiere un futuro mejor para sus hijos.

QPJ SOCIEDAD

Yesica Rojas es madre de cinco hijos. Vive en barrio Industrial de Las Lomitas, en Formosa, y se gana la vida vendiendo pan casero. Hace todo lo posible para sacar adelante a sus niños, y su único objetivo es que "ellos terminen lo que yo no pude (estudiar) y no tengan que andar vendiendo pan como yo".

Pese a que los menores asisten todos los días a clase, están lejos de tener los conocimientos básicos. Ramón de tan solo 13 años de edad, sabe escribir y sumar pero no puede leer. Él simplemente "copia del pizarrón". "El que va a 4º grado no aprendió a leer todavía, y pasó igual de grado. La nena que va a 5º tampoco aprendió a leer y la hicieron pasar de grado", denunció la madre.

Agregó además que "la directora me manda a llamar y nos echan la culpa a nosotros porque dicen que les tenemos que enseñar a ellos acá en casa". En diálogo con la periodista Micaela Urdiñez, Yesica alega que las reformas educativas están perjudicando a los niños. Al permitir que los estudiantes pasen de año pese a llevarse todas las materias, no garantizan el aprendizaje necesario.

Ramón desea "aprender a leer". Sostiene que eso le permitirá hacer mejor su tarea y desempeñarse adecuadamente en los exámenes. "Es importante aprender a leer porque así puedo resolver más rápido las cosas. Así cuando tengo algún exámen, eso me ayuda", comentó el menor.

La situación económica de la familia es muy precaria. En muchas oportunidades los niños tienen que conformarse con un mate cocido por las noches. "Lo más difícil es cuando me piden algo para comer y a veces no les puedo dar", comentó Yesica, mientras explica cómo sus cinco hijos pesan menos de lo que deberían.

"Hay gente que me ayuda con mercadería y con la ropa de los chicos. Paso por la carnicería y me dan lo que sobra. A veces en la verdulería me juntan un poco de fruta y me dan para ellos", detalló la mujer. Asimismo, resaltó la ayuda de Cáritas, quienes le entregan mudas de ropa y alimento para mantener a los pequeños.

"Hay muchas mamás luchadoras y trabajadoras como Yesi. Nosotros estamos para apoyar a esas mamás. Ellos pueden hacer su casita, pueden vender un pan casero. Y la mayoría vas a ver que son mamás y lo que yo veo es la fortaleza que tienen para salir adelante", afirmó la presidenta de la sede de Cáritas en Las Lomitas.

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Sociedad

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante