Que se haga justicia

Juicio por el "homicidio vial" del cineasta jujeño: imputarán dolo eventual

Amoedo también mató a la antropóloga Sol Viñolo y su situación es cada vez más complicada.

QPJ Policiales

Este viernes, en la tercera audiencia en Tribunales II de Córdoba capital, el fiscal pidió el cambio de calificación legal en la acusación contra Alan Amoedo, el joven que, alcoholizado, drogado y conduciendo a alta velocidad por la banquina en Circunvalación, mató a Agustín Burgos, la antropologa Sol Viñolo y dejó gravemente herida a Fernanda Gaurdia, Sobreviviente y testigo clave.

El fiscal, Gustavo Arocena, solicitó este viernes el cambio de carátula de la causa para que se considere el dolo eventual en la acusación de homicidio a Alan Amoedo, quien alcoholizado y conduciendo a alta velocidad por la banquina, mató en avenida Circunvalación al cineasta jujeño Agustín Burgos, quien vivía desde hacía varios años en Córdoba capital.

Con el pedido del cambio de carátula a "homicidio simple con dolo eventual", que prevé penas de entre 8 y 25 años de prisión, en caso que Amoedo sea considerado culpable, deberá purgar una pena en la cárcel. A diferencia de si la calificación seguía siendo homicidio culposo, que es excarcelable, con penas entre tres y seis años.

En ese choque, que el director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), Pablo Martínez Carignano, ratificó que trata de un "homicidio vial" y no una tragedia, Amoedo también mató a la antropóloga Sol Viñolo, quien venía de trabajar en un proyecto fílmico con su pareja Fernanda Guardia, que estaba preparando su tesis de licenciatura.

Burgos, es la persona que las asiste en la ruta luego que tuvieran un desperfecto mecánico. El joven llegó en su propio auto hasta el kilómetro 30 tras un llamado de sus amigas y las acompañó mientras esperaban la llegada de la grúa. Es en ese momento, Amoedo que venía conduciendo de manera zigzaguente y a altísima velocidad, los embiste.

El joven jujeño falleció en el acto y pese a los intentos de socorrerla, Viñolo también perdió la vida. En tanto que Guardia fue trasladada en grave estado al Hospital de Urgencias y aún mientras se desarrolla el juicio, sin poder caminar, aún continúa el tratamiento para mejorar su condición de salud.

La palabra de los padres de las víctimas

En el primer día de audiencia, en un duro relato de los hechos, por parte de la querella declaró Fernanda Guardia y los padres de las víctimas. En ese marco, recién llegados desde San Salvador de Jujuy, Claudia Villa y Marcelo Burgos, padres de Agustín, reiteraron que a su hijo lo asesinaron en la ruta.

"Tuti tuvo un accidente. Está muerto. Un borracho lo atropelló", fueron las palabras que escuchó Marcelo Burgos a mil kilómetros de distancia de donde todo había ocurrido. Relató que lograron llegar a Córdoba al día siguiente y nunca pudieron ver a su hijo porque todo fue a cajón cerrado. "No considero esto para nada un accidente", relató tajante el papá del joven fallecido y agregó: "Mi hijo querido perdió la vida en un crimen vial".

"Agustín, Tuti, como le decíamos de cariño, era un joven sano, tenía unas ganas impresionantes de vivir y uno no entiende que pasen estas cosas. La persona que mató a mi hijo, nos atropelló con el auto también a nosotros", indicó la mamá del joven que murió mientras socorría a sus amigas en la ruta.

Villa también expresó que estaba en la audiencia en nombre de su nieta, la niña de seis años que perdió a su papá Agustín: "Mi hijo tenía derecho a vivir, completar sus sueños y criar a su hija. Yo estoy acá también en representación de mi nieta. Cuando ella crezca quiero que sepa que hicimos todo lo posible, que en Argentina la justicia no es una utopía".

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Policiales

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante