Importante saber

Atención jujeños: la enfermedad sexual que comienza sin síntomas y es peligrosa

De acuerdo con los últimos informes, se estima que más de 50 millones de personas tienen clamidia actualmente a nivel global.

QPJ Salud

La clamidia es una enfermedad sexual que, si no se la trata a tiempo, puede ser muy grave tanto en los hombres como en las mujeres. Por lo tanto, bien vale la pena conocer qué es, cómo se transmite, los síntomas y el tratamiento que se debe realizar al respecto.

Este problema de salud es cada vez más frecuente en todo el mundo y la preocupación crece. Conocé todos los detalles que sirven para poder afrontar esta patología de la manera más llevadera posible. Se trata de una infección de transmisión sexual común que mayormente es asintomática.

Según publica El Destape Web, incluso puede causar daños graves y permanentes en el aparato reproductor de una mujer y hacer más difícil o hasta imposible su embarazo en el futuro. Más allá de que la mayoría de las personas que la padecen pueden no tener síntomas, igualmente pueden infectar a otras mediante el contacto sexual.

La clamidia se contagia básicamente por relaciones sexuales vaginales, anales u orales sin protección. Sin embargo, también puede transmitirse de madre a hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia.

Las probabilidades de sufrirla aumentan en los siguientes casos:

  • Tener relaciones sexuales sin protección.
  • Tener más de una pareja sexual.
  • Consumir drogas o alcohol y tener relaciones sexuales inmediatamente.
  • Haber tenido clamidia con anterioridad o que la haya padecido la pareja con la que se tuvo relaciones sexuales.

El tratamiento para la clamidia

Si bien se recomienda la terapia antibiótica para el paciente afectado y sus parejas sexuales, también deben hacerse controles médicos para comprobar que no haya otras infecciones de transmisión sexual. Para combatirla, siempre se requieren análisis de laboratorio o estudios de diagnóstico por imágenes por parte de los especialistas.

La clamidia aguda puede curarse en pocos días o en pocas semanas, mientras que si la patología avanza puede llevar varios años neutralizarla. Los médicos a los que se puede recurrir son el ginecólogo, el obstetra, el infectólogo y el urólogo. 

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Salud

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante