¿La batalla final?

A un día de la guerra contra la inflación Alberto acumula el 130% en 26 meses

El presidente de la Nación aseguró que a partir del viernes 18 comenzará la batalla.

QPJ Política

Desde la asunción de Alberto Fernández en diciembre de 2019, Argentina acumula una inflación general de 123%. Ninguna administración desde 1991 había registrado un alza tan pronunciada de precios en sus primeros 26 meses.

Un relevamiento de la Fundación Libertad y Progreso muestra que tras el registro del Indice de Precios al Consumidor (IPC) del 4,7% de febrero, Alberto lidera cómodo el ranking´. Le siguen Mauricio Macri, con un registro del 84% para sus primeros 26 meses; Cristina Kirchner en su segundo mandato con el 73%; Cristina con 58% en su primer mandato y Néstor Kirchner con 13%. Fernando De la Rúa, aún dentro de la Convertibilidad del 1 a 1 tuvo deflación hasta que debió dejar la presidencia a dos años de asumir en diciembre de 2001.

En los más de dos años que lleva Alberto Fernández como presidente, el rubro que reportó las mayores subas fue Prendas de Vestir y Calzado, que aumentó 179%, casi 60 puntos más que el índice general.

También hubo un alza por encima del promedio en el rubro Alimentos, con un salto del 132%. Se trata del sector de mayor incidencia en el IPC. "Este fenómeno se da incluso en el marco de derechos de exportación y habiendo implementado cierres de exportaciones", destacaron desde la Fundación.

Los otros rubros que subieron más que la inflación acumulada fueron Restaurantes y Hoteles con el 149%, Recreación con el 141%, y Transporte y Combustibles, con el 128%.

Mientras que el gobierno insiste en que la inflación es un fenómeno multicausal y redobla los controles de precios para controlarla, los economistas retrucan que ese no es el camino. "El presidente dijo que el viernes empieza la guerra contra la inflación. Si va a cumplir con su palabra, entonces el jueves deberá declararle la guerra al déficit fiscal. El año pasado la asistencia del Banco Central al Tesoro para financiar el déficit llegó a 3,7% del PBI, lo que es igual a $2 billones de pesos", indicó Eugenio Marí, economista jefe de la Fundación Libertad y Progreso.

El economista Diego Piccardo señaló que "los rubros que tienen precios regulados en su composición están fuertemente rezagados respecto a los demás. Esto se ve claramente en los precios de los servicios públicos que están prácticamente congelados desde que asumió el gobierno y ahora se están empezando a descongelar. De esta manera, es de esperar que, dado que los desequilibrios macroeconómicos persisten y los precios regulados empiezan a ajustarse, la inflación de este año sea mayor al 50,9% del 2021".

Para la consultora LCG, "el programa cerrado con el FMI augura una mayor escalada de los precios. Recomposición de tarifas y meta de reservas que impone como mínimo un crawling del tipo de cambio más acelerado, sumarán presión sobre la demanda doméstica. A su vez, habrá inflación importada del resto del mundo tanto por el efecto posterior a la emisión por la pandemia como por el impacto de la guerra sobre la producción de alimentos y combustibles. Considerando estos factores, nuestra proyección del 60% de inflación anual para 2022 luce como un piso".

Fuente: Clarín

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Politica

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante