Hasta las manos

¿Terminó la impunidad de Blaquier? El magnate azucarero a un paso del banquillo

Décadas de idas y vueltas parecen llegar a su fin luego de que un peritaje afirme que el capo del Ingenio Ledesma "simula" sus patologías para zafar de la Justicia.

QPJ Política

El dueño del Ingenio Ledesma y su exadministrador, Alberto Lemos, están procesados por 20 casos de privación ilegal de la libertad durante la llamada Noche del Apagón, en julio de 1976 en Jujuy. Con cientos de artilugios, el capo del Ingenio Ledesma fue esquivando a la Justicia de nuestro país, pero eso parece haber llegado a su fin.

En agosto de 2021 también fue elevada la causa Aredez, en la que son investigados por tres secuestros. El avance de los dos expedientes estuvo paralizado durante 8 años en la Cámara Federal de Casación Penal primero y en la Corte Suprema después. Más tarde, a raíz del dictamen del Cuerpo Médico se determinó que Blaquier que no podrá seguir en el proceso "por problemas de salud mental".

Esta decisión puso al Gobierno a evaluar la posibilidad de denunciar a los jueces que eventualmente provocaron demoras en el proceso que derivaron en esta situación.

El giro que el magnate azucarero no esperaba es el resultado de un informe que dos médicos consultores de la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP) presentaron ante la Justicia federal jujeña. En este, sostienen que el empresario Pedro Blaquier "está en condiciones de estar en juicio" por supuestos delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura.

Según los facultativos Claudio Capuano y Luis Ohman, "el diagnóstico clínico de Carlos Pedro Tadeo Blaquier es el de simulación" y ahora, el banquillo lo está esperando.

Sobre el primer informe que hacía zafar al imputado, Capuano y Ohman refutaron: "Tanto la evaluación virtual como la practicada por el perito del Cuerpo Médico Forense se realizaron sin respetar las normas de buena praxis pericial, en lo concerniente a la metodología que toda evaluación psiquiátrica debe incluir, los sucesos vitales y las funciones psíquicas, así como la implicación del sujeto en el delito que se le imputa".

"La entrevista se ha limitado a pocos minutos, lo cual implica la imposibilidad material, en tiempo, del análisis del caso. Esta falla metodológica evidencia la imposibilidad de arribar a conclusiones válidas, máxime cuando el imputado, manifiesta que no colaborará en la evaluación", subrayaron.

Justamente la negativa a colaborar con los exámenes -según la disidencia- "da cuenta de su capacidad para tomar decisiones".

Blaquier, añadieron, "tomó decisiones, se negó a colaborar y a contestar preguntas, comprendió las órdenes en la pericia cardiológica, todo lo cual hace afirmar que el diagnóstico clínico es el de simulación".

El documento, presentado ante la Unidad de Asistencia para causas por violaciones a los Derechos Humanos durante el Terrorismo de Estado -Jurisdicción Jujuy-, a cargo del fiscal Federico Aníbal Zurueta, reclama que "se realicen nuevamente los estudios clínicos, psiquiátricos, psicológicos, neurológicos, geriátricos, neurocognitivos y los otorrinolaringológicos, en una institución pública con control de los suscriptos, a los efectos de lograr obtener un diagnóstico objetivo respecto del estado de salud general".

Fuente: TV Pública

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Politica

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante