De tal palo

Estallaron de bronca los argentinos: la frase del hijo de Wanda Nara y Maxi López sobre el país

Es el mayor de los varones y al llegar a territorio argentino, desde su inocencia, golpeó con una frase que muchos entendieron, pero otros criticaron.

QPJ Zapping

"Los tanitos" les dice Maxi López a los tres hijos que tiene con Wanda Nara. Ese apodo es todo una definición. Un símbolo. Esas dos palabras pueden servir más que un millón de consideraciones para entender por qué Valentino, el mayor de los herederos del delantero y de la ex vedette, suelta los mensajes "antiargentinos" que resultaron tan dolorosos para una parte de la gente, y hasta para su propia mamá.

Cuando escuchó que el nene, para colmo en ingles, le decía que "quería volver a Italia porque era su casa" y que no le gustaba estar acá, Wanda apagó de inmediato la cámara y, según cuentan, le prometió que no iban a vivir en el país pero que le dijo que no hable mal de su tierra, porque allí nacieron todos, están sus familiares y van a volver para verlos cuantas veces sean necesarios.

Wanda vive en el exterior hace una punta de años, pero aún disfrutando de los palacios europeos, de los placeres del super primer mundo y de vacaciones en los destinos más exclusivos y reservados del planeta, reivindica su origen argentino y también popular. Más allá de eso, Yanina Latorre contó en LAM que "tiene tres propiedades espectaculares en Milan, un caserón en Francia, ella acá no vuelve más".

Hace casi 13 años, el 25 de enero de 2009, Valentino convirtió en madre a Wanda Nara y en papá a Maxi López. Era su primer hijo. Luego vendrían Benedicto y Constantino. Cuando parecían un matrimonio feliz e irrompible sucedió lo que nadie preveía: ella se enamoró de Mauro Icardi, un compañero del papá de los nenes, dejó al delantero que parece He Man y se fue con el joven romperedes, con quien tuvo dos nenas.

Al principio le costó la relación, pero Valentino terminó aceptando a Mauro y hoy se lleva en grande con él. El nene tiene un marcado estilo italiano, donde pasó la mayor parte de su vida. Incluso, habla perfecto el idioma de Danta Alighieri y ha sido fotografiado vestido de una manera que los propios medios italianos consideraron que "parece un modelo caminando una pasarela de Milán, a pesar de su corta edad".

Valentino es un buen alumno y un hijo que tanto Maxi como Wanda quieren con locura. Podría decirse que sigue los pasos de su padre, ya que es un delantero goleador que no va por las puntas, sino que prefiere jugar de centro delantero. En un reciente campeonato metió 14 goles en 14 partidos (¡nada menos!), un logro que le valió una felicitación de su mamá y la consideración de "pequeño bombardero". Es bueno, tierno, cariñoso, en el cole va tirando, juega fenómeno a la pelota, tiene pinta. En fin: el pibe la rompe toda... ¡Solo le falta querer un poquituín a la Argentina!, indicó el medio Paparazzi.


Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Zapping

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante