Enredados

Con Gallardo de licencia, la interina en La Quiaca amenaza con rajar a todos

Felisa Nieve asumió como intendenta interina y quiere eliminar todo rastro de su ex líder político.

QPJ Política

Blas Gallardo, intendente de La Quiaca, decidió tomar licencia en el medio de severas críticas a su gestión. Ante esto, la presidenta del Concejo Deliberante, Felisa Nieve asumió de forma interina la jefatura comunal.

Nieve desembarcó con un discurso que dejó sorprendidos a todos. La edil, devenida en intendenta, anunció que hoy removerá a todo el gabinete municipal nombrado por Gallardo.

"Se pone en riesgo la institucionalidad del municipio y demuestra un total desprecio por la decisión popular que designó un intendente y un equipo de trabajo. Pero además es notoria la incesante búsqueda de desestabilizar las instituciones a 15 días de la asunción de los nuevos concejales", manifestaron desde el gabinete municipal.

Lo cierto es que Nieve llegó a su banca de la mano del intendente y en representación del Frente de Todos, pero a poco de asumir cambió de bando y se alistó en el Partido Municipal Quiaqueño, que tiene como referente a Miguel Ángel Tito, ex jefe comunal, acérrimo opositor a Gallardo.

Gallardo al calor de las denuncias

Es sabido que la gestión de Blas Gallardo como intendente de La Quiaca se ha llevado más quejas que satisfacciones. El Concejo Deliberante impulsó un proyecto que solicita un Juicio Político contra Gallardo y la brillante idea del intendente, en aquel momento fue hablar de un supuesto "Golpe Institucional" en su contra.

"Buscan un golpe institucional para seguir favoreciéndose del estado municipal. Para ello también cuentan con muchos cómplices que creen que hacerles juego a ellos, los golpistas", explicaba el intendente del Frente de Todos.

Tiempo atrás, los concejales aprobaron dentro del recinto denunciar formalmente en la Justicia a Gallardo por el uso indebido de los bienes municipales con fines espurios, citando un camión semirremolque color verde, las instalaciones del comedor Mickey y una camioneta de marca Chevrolet. En el caso del primero, fue visto en la puerta del consultorio del intendente y existen testimonios que lo complican, mientras que los otros dos fueron puestos al servicio electoral.

Gallardo, el intendente de licencia, debía responder ante la justicia y en forma detallada cual fue el uso que se le dio a estos bienes que sirven para brindar servicio a todos los quiaqueños, pero hasta el momento, esto no ocurrió.

Evidentemente molesto, Blas Gallardo minimizó las denuncias y apuntó a los concejales: "No les gusta lo que contesta el Ejecutivo, un punto, una coma, y te quieren sancionar". A su vez, criticó la actividad de los ediles asegurando que la actividad en el Poder Legislativo de La Quiaca es "80% pedido de informe y el 20%, ordenanzas ajenas a lo que necesita la población".

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Politica

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante