D10S

Así fueron las últimas horas de Diego Armando Maradona

La noche anterior, la llegada de las ambulancias, el largo rato de RCP y todo lo que sucedió ese fatídico 25 de noviembre por la mañana.

QPJ SOCIEDAD

Algunas semanas antes, Maradona había sido operado por un hematoma subdural en el sector izquierdo de su cráneo. Miles de fanáticos y periodistas se agolparon en la puerta de la Clínica Olivos, como tantas otras veces, en vilo por la salud del ídolo.

La operación había sido un éxito,y hasta hubo tiempo de sacarse fotos. Leopoldo Luque, su médico personal, subió a sus redes una foto del astro con una gasa protectora en su cabeza.

Luego de ser dado de alta, y con una fuerte disputa entre su familia y allegados de por medio, el ìdolo se recluyó en una casa alquilada de Tigre. Desde allí manejaba toda la direcciòn tècnica de Gimnasia y esgrima de La Plata.

Debido al postoperatorio, era visitado por psiquiatras y psicólogos que lo ayudaban en su proceso de recuperación. Además se estaba rehabilitando de su adicción al alcohol, que fue el gran problema de salud en sus últimos años de vida, mediante el cual llegó a padecer una complicada hepatitis aguda y tóxica.

En esa casa de Tigre, Maradona era cuidado habitualmente por su sobrino, Jonathan Espósito, como persona de confianza de la familia, una enfermera y su secretario y ayudante, Maxi Pomargo.

Esos días transcurrieron sin sobresaltos. Nadie sospechaba que el final estaba tan cerca. En su rutina diaria, Diego se levantaba temprano, desayunaba, daba un paseo y después de unas horas se volvía a acostar para recuperar energías.

Una de las imágenes que trascendió fue la de un vecino que saludó al ex futbolista mientras caminaba por las calles del barrio cerrado. En él se lo ve con dificultades para andar, siendo escoltado por dos hombres a los que se sujeta y otro más retrasado que lo acompaña con una silla repegable.

El 30 de octubre - día de su cumpleaños - fue visto por última vez en una cancha de fútbol. Nuevamente sujetado por 2 personas y con extremo cansancio, ya no parecía el Maradona de siempre.

Varios de sus allegados, como Guillermo Coppola, dijo al respecto: "Ese no es Diego".

¿Pero cómo fueron sus últimas horas?

Lo cierto es que los últimos años de su vida estuvieron signados por escándalos y peleas, acercamientos y alejamientos con su familia, con Claudia Villafañe como estandarte.

Su polémico entorno, el que amigos de antaño aseguran que buscaba aislarlo de sus verdaderos afectos, hoy está en la mira de la justicia de la sociedad.

Una sociedad que no va a gritar mas un gol de Diego Maradona.

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Sociedad

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante