Conflicto de tierras

Los desalojaron de sus tierras y el hermano de Macri hizo un ridículo ofrecimiento

Gianfranco Macri le ofreció a la familia Segovia reubicarse en 130 hectáreas de las 1500 que ocupaban.

QPJ Política

Tras la publicidad que tuvo la decisión de la jueza Civil y Comercial de Tartagal, Griselda Nieto, de exhortar a la familia Segovia a desocupar el puesto El Blanco, que ocupa desde hace un siglo aproximadamente, el titular registral de estas tierras, Gianfranco Macri, hermano del ex presidente Mauricio Macri, hizo una oferta para reubicar a la familia en 130 hectáreas dentro de la misma finca.

Así lo indicó Viviana Segovia, hija de René Segovia, quien junto a su padre Ramón Segovia (ya fallecido), perdió un juicio de reivindicación tramitado ante la jueza Nieto. Luego de que el caso se difundiera, la magistrada aclaró que no desalojó a nadie, y que existe una instancia de caducidad por resolver. Según sus explicaciones, sobre ese particular esperaba aún la respuesta del Ministerio Público Fiscal, al que había corrido vista de una presentación realizada por los campesinos.

Por ahora, la negociación entre Macri y los Segovia quedó a la espera de las decisiones de la jueza. Mientras, para hoy se convocó a una asamblea campesina que tendrá lugar en el puesto, ubicado en el paraje Pluma de Pato, cerca de Dragones, en el límite entre los departamentos Rivadavia y San Martín, en donde se decidirán los pasos a seguir para defender los derechos de la familia.

Los Segovia ocupan unas 1500 hectáreas y se dedican a la ganadería, con unas 200 cabezas. El puesto, que comprende la casa, los corrales y otras infraestructuras necesarias para la producción, está asentado en unas 20 hectáreas. "Una vaca necesita por lo menos cinco hectáreas" para poder sustentarse en esta zona del Chaco salteño donde el agua es escasa y la sequía es recurrente, por lo cual la oferta de que mantengan sus actividades en 130 hectáreas no representa una solución para la familia campesina, dado que implicaría directamente un desalojo forzoso ante la imposibilidad de continuar con la producción.

Viviana Segovia contó que durante el proceso del juicio contra su padre y su abuelo, ellos ofrecieron una negociación aceptando primero 600 hectáreas y bajando la pretensión a 300 hectáreas. Pero del lado que representó a Macri "nunca ofrecieron nada".

La mujer entendió que la oferta de negociación (que llegó tras la notificación de que la jueza Nieto había reconocido a Macri como dueño de las tierras), se realizó solo por la publicidad que adquirió el caso, detalló Salta 12.

Esta nota habla de:

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Politica

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante