Aberrante

Metió a su hijastra de 15 años en la cocaína y quiso violarla para que "aprendiera"

El caso salió a la luz cuando la madre de la víctima, una menor de 15 años, la encontró drogada en un bar.

QPJ Policiales

Una empleada farmacéutica, residente de la ciudad de Añatuya, Santiago del Estero, denunció a su pareja -un conocido gestor, también con domicilio de esa zona-, por iniciar a su hija en el consumo de drogas y proponerle tener relaciones sexuales.

El caso, que está siendo minuciosamente investigado por la Dra. Cecilia Rímini -fiscal de la ciudad de Añatuya- salió a la luz en la madrugada del sábado pasado, cuando la mujer se presentó en la Comisaría 4 del Menor y la Mujer y denunció a su pareja por el supuesto delito de corrupción de menores.

Inmersa en una crisis de nervios por lo que había descubierto, contó que minutos antes de su llegada a la dependencia, se hizo presente en un bar del casco céntrico de esa ciudad para buscar a su hija de 15 años, que se encontraba reunida con un grupo de amigos.

Al ubicarla para llevarla a la casa, la mujer notó un extraño comportamiento en la menor, por lo que comenzó a interrogarla. Fue entonces cuando la adolescente le confesó que había consumido cocaína, y que lo hacía desde hacía más de tres meses.

La adolescente, también consternada con la situación, le manifestó a su madre que fue su padrastro -es decir, la pareja de su madre- quien le había ofrecido consumir sustancias tóxicas por primera vez. Ella aceptó y él le dio para que "aspirara" cocaína.

Según revelaron fuentes cercanas a la causa, la menor antes de ese episodio vivía con sus abuelos maternos y apenas hace tres mese había decidió convivir con su madre y su padrastro. El gestor, de 55 años, además le hizo propuestas indecentes, según denunció la adolescente.

En medio de la confesión, la menor le contó a su madre que la noche del viernes su padrastro le había propuesto mantener relaciones sexuales. Según los dichos de la adolescente, el acusado inició la conversación consultándole si era "activa sexualmente".

A ello la menor le habría confesado su poca experiencia, por lo que el depravado de inmediato se había ofrecido para enseñarle a "tener una previa caliente", insinuándole que le diría cómo hacer sexo oral, por ejemplo.

El sujeto le propuso a la menor que en los próximos días, cuando se madre se fuera a trabajar, ella debía cruzar a la habitación de él. Según se supo allí habían pactado día y horario, pero la menor luego no accedió.

Enterados de toda esta situación, los uniformados se comunicaron con la Dra. Rímini, quien ordenó que de inmediato se hagan presentes en la casa, identifiquen al gestor y lo excluyan del domicilio.

Además ordenó que en ese momento la menor sea sometida a un test toxicológico, el cual dio positivo de cocaína. También le secuestraron el teléfono celular para que sea peritado.


Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Policiales

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante