Aberrante es poco

Las invitaba a tomar la merienda y las abusaba: "El tío Damián nos viola"

El acusado se mudó a la ciudad de Presidente Derqui, donde realiza trabajos de albañilería.

QPJ Policiales

"Las invitaba a tomar la merienda, aprovechando que mi cuñada estaba trabajando, y las abusaba", sostuvo Maura Belén Molina, 29 años, mamá de dos de las nenas que sufrieron abuso sexual de parte de su tío, en diálogo con cronica.com.ar.

Pese a que la denuncia fue realizada en la Comisaría de la Mujer y la Familia de Almirante Brown el acusado se mudó a la localidad bonaerense de Presidente Derqui, donde realiza trabajos de albañileria y goza de plena libertad.

Según contó Maura Belén, el hombre no sólo abusó de sus sobrinas de 6 y 7 años, sino que además lo hizo con sus hijastras de 8 y 11 años, y con su propia hija, una bebé de apenas un año y medio.

El relato es aberrante. El acusado invitaba a la niñas a la casa ubicada en Longchamps con la excusa "de que lo ayuden con el bebé". Era en ese momento donde cometía los abusos sexuales. Maura Belén fue quien alertó a su cuñada cuando su sobrina de 11 años le confió lo que sucedía. "El tío Damián cuando nos invita a tomar la leche, nos toca. Nos toca nuestras partes", expresó una de las menores. Hasta ese momento, nadie más lo sabía debido a que el denunciado las amenazaba de muerte para que guarden silencio.

"Cuando estoy durmiendo se mete en la cama, yo lo único que hago es hacerme la dormida, y pido que por favor se canse y se vaya", fue otra de las declaraciones que logró describir la menor. A partir de ese doloroso, pero sanador, relato, las demás niñas también se abrieron a contar las aberraciones de las que eran víctimas.

"Mamá, el tío Damián nos viola", fueron las palabras que tomaron por sorpresa a Maura Belén. "La sentaba en el borde de la cama, le decía que abran las piernas, las penetraba y le besaba en la pochi (vagina) y en la cola, y me decían que después les quedaba mojada y pegoteada", relató la mamá de las víctimas.

"Se sacaba la parte por donde hace pis y nos la pasaba por encima y abajo de la bombacha, y nos decía que chupemos como si fuera un chupetín. También, nos mojaba con algo y nos lo pasaba por todo el cuerpo", detalló Maura Belén respecto al relato que declararon las niñas.

No obstante, a partir de los testimonios se supo que la beba también era abusada. "Cuando le cambiaba el pañal le metía el dedo en la cola, hasta que llore", manifestó la madre de las niñas, sobre lo que le contó una de sus hijas.

Incluso en todos los episodios las menores manifestaban el rechazo, pero el acusado se enojaba y las amenazaba. "Les decía que se iban a quedar solas", agregó la denunciante. En otra oportunidad, las habría encerrado con llave en unas de las habitaciones y no las dejaba salir.

Sin embargo, pese a la existencia de los escalofriantes relatos, no solo que la denuncia no avanza, sino que las víctimas ni siquiera recibieron asistencia psicológica, uno de los principales reclamos por los que lucha su mamá, en el arduo y sinuoso camino que recorre en el pedido de Justicia. 


Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Policiales

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante