Atención jujeñas y jujeños

Cuáles son las vacunas pediátricas contra el coronavirus disponibles en el país

Las vacunas de ARNm de Pfizer y Moderna son las únicas aprobadas por la FDA para su uso global de emergencia en menores de edad. Ambas ya están en la Argentina.

QPJ Salud

Hasta el momento, sólo Pfizer y Moderna son las que se están aplicando en el país en personas de entre 12 y 18 años. Según explicaron ambas compañías, las vacunas son las mismas que la de los adultos, pero no tan altamente dosificadas. La cantidad a administrar es también menor.

Mientras Pfizer prepara otro suero para bebés e infantes de 6 meses a 5 años, cuyos resultados esperan tener para finales de este año, el CEO de Moderna Inc. aseguró que la vacuna contra el COVID-19 de su compañía debería estar disponible para niños estadounidenses de tan solo cinco años para fines de septiembre.

¿Qué son las vacunas de ARNm?

Según el Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) esta clase de vacunas tiene por objetivo generar protección contra enfermedades infecciosas, generando inmunizaciones que le permiten al organismo aprender a defenderse sin que ingrese el virus.

En el caso de las vacunas de virus atenuados o inactivados (Sinopharm) o las de vector viral (Spuntik V - AstraZeneca), se introduce en el organismo una porción del virus, ya sea muerto o disfrazado en una suerte de "Caballo de Troya", para que el organismo reaccione. Sin embargo, en los sueros de ARNm lo que se le indica al cuerpo es que genere células similares al agente infeccioso para que se despierte la respuesta inmune.

Estas inmunizaciones generan que las células produzcan la proteína (Spike) característica del covid, ya sea de forma total o parcial, sin que la enfermedad se active, aunque el sistema inmunológico producirá, de igual manera, los anticuerpos necesarios para responder a la infección. Una vez aplicada la vacuna, las células inmunitarias descomponen las instrucciones genéticas incluidas en el suero y comienzan a generar la "proteína inocua" que imitará al SARS-CoV-2. Tras identificar a estos "simuladores", el sistema inmunitario reconoce a la proteína como un cuerpo extraño y comienza a generar una respuesta y a producir anticuerpos de igual forma que haría con la infección natural. Al finalizar el proceso, el organismo habrá aprendido a defenderse de la infección sin la necesidad de que el virus haya ingresado al cuerpo.


Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Salud

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante