Salud
Atención

Los síntomas de Covid prolongado pueden durar más de 1 año

Fatiga, disnea y confusión mental son los síntomas más comunes del Covid prolongado un año después de la infección, según informó un gran estudio chino.

QPJ Salud

A medida que continúa la pandemia de COVID-19, la necesidad de comprender y responder al Covid prolongado se hace cada vez más urgente. Los síntomas como la fatiga, disnea, confusión mental y depresión están debilitando a millones de personas en todo el mundo sin tratamientos ni respuestas.

La evidencia científica sobre el Covid prolongado ha sido limitada y se ha basado en poblaciones pequeñas que han hecho seguimientos breves.

Sin embargo, un equipo de científicos chinos liderados por Lixue Huang estudiaron a personas con Covid prolongado luego de 12 meses de la infección. Se trata de la cohorte longitudinal más grande de sobrevivientes adultos hospitalizados de COVID-19 hasta el momento.

A decir verdad, se sabe muy poco sobre el Covid prolongado. El término se usa comúnmente para describir los signos y síntomas que continúan o se desarrollan después del COVID-19 agudo.

Las guías suelen incluir tanto el síndrome de COVID-19 sintomático persistente que dura de 4 a 12 semanas, como el síndrome post-COVID-19, que dura más de 12 semanas. Sin embargo, 20 meses después de los primeros casos de coronavirus detectados, no hay una definición acordada en la comunidad médica que las diferencie con certeza. Una editorial publicada en The Lancet que analiza la investigación china, cuestiona:

¿Qué tan distinto es el Covid prolongado de otros síndromes pos-virales? No existen características bioquímicas o radiológicas claras que ayuden al diagnóstico, y existen potencialmente varios fenotipos con diferentes presentaciones, pronósticos y resultados

Sin tratamientos probados ni tampoco protocolos de rehabilitación, el Covid prolongado interfiere en la capacidad de las personas de reanudar su vida normal y su capacidad para trabajar después de atravesar la fase aguda de la enfermedad. Uno de los aspectos que pusieron en relevancia los investigadores, fue el efecto en la sociedad. El aumento de la carga para los servicios de salud, las pérdidas económicas y de productividad, son sustanciales. El Covid persistente ("Long COVID") es un desafío médico moderno de primer orden.

El estudio chino

La investigación se basó en los resultados de los chequeos médicos realizado a casi 1.300 personas entre enero y mayo de 2020 que fueron dadas de alta de un hospital de Wuhan, la primera ciudad afectada por la pandemia. La edad promedio de los participantes fue de 59 años y se compararon con un grupo de control que vivía en la misma ciudad pero que no habían tenido coronavirus. Un año después, los sobrevivientes de COVID-19 tenían más problemas de movilidad, dolor o malestar y ansiedad o depresión que los participantes del grupo de control. La fatiga fue uno de los síntomas informados con mayor frecuencia tanto a los 6 meses como a los 12 meses. Además, casi la mitad de los pacientes informaron tener al menos uno de estos síntomas a los 12 meses: dificultades para dormir, palpitaciones, dolor en las articulaciones o dolor en el pecho. La conclusión más importante del estudio es que, para muchos pacientes, la recuperación completa de COVID-19 llevará más de 1 año. Asimismo, pone foco en el escaso reconocimiento del Covid prolongado y la falta de vías claras de derivación para pacientes con síntomas persistentes.

Salud mental después del coronavirus

Otro de los aspectos indagados por los científicos fue el efecto del Covid prolongado en la salud mental de los participantes. La proporción de sobrevivientes de COVID-19 que tenían ansiedad o depresión aumentó ligeramente entre los 6 y los 12 meses, y la proporción fue mucho mayor en los sobrevivientes de la infección que en los controles. Sin duda, los malestares relacionados a la salud mental de las personas con Covid prolongado merecen una investigación más profunda, a largo plazo y local. Al respecto, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha pedido previamente a los países que prioricen el reconocimiento, la rehabilitación y la investigación de las consecuencias a largo plazo del COVID-19. Ahora la comunidad médica y científica deberá explorar el mecanismo y la patogénesis del Covid prolongado, estimar la carga mundial y regional de la enfermedad para saber quién está en mayor riesgo y comprender el rol de las vacunas. Pero principalmente, es urgente encontrar tratamientos para COVID-19 efectivos y accesibles.


Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Salud

¿Quiere recibir notificaciones?
Subcribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante