Politica
Una vergüenza

Desalojan una fiesta de 15 de la hija de un concejal peronista con cientos de invitados

La fiesta clandestina se llevaba a cabo en un predio del Sindicato de los Camioneros, en Alderetes, a 23 kilómetros de la capital tucumana; denuncias de la oposición por incumplir los protocolos sanitarios.

SAN MIGUEL DE TUCUMÁN.- A contramano de todas las medidas de protocolo y aislamiento social vigentes por la pandemia de coronavirus, un concejal tucumano organizó el último fin de semana una fiesta con 400 invitados por el cumpleaños de 15 de su hija. Se trata del peronista Luis Correa, de la ciudad Alderetes. El hecho generó indignación entre los tucumanos, que utilizaron las redes sociales para expresar su malestar, y disparó críticas por parte de la oposición.

En medio de la segunda ola de contagios de Covid-19, en Tucumán están prohibidos los eventos sociales y las reuniones familiares, aun cuando se realicen al aire libre, si es que participan más de 20 personas.

Ante una denuncia anónima, la Policía provincial desalojó el predio donde se desarrollaba el evento, perteneciente al Sindicato de los Camioneros y ubicado en la localidad de Los Villagra, en inmediaciones de El Bracho, 23 kilómetros al este de San Miguel de Tucumán. Los efectivos que participaron del operativo secuestraron equipos de sonido y otros elementos, tras lo cual se dio intervención al Ministerio Público Fiscal.

Luis Correa, concejal peronista de la ciudad Alderetes, organizó el último fin de semana una fiesta con 400 invitados por el cumpleaños de 15 de su hija

Trascendió que, de la fiesta clandestina, que violaba las restricciones dispuestas para frenar los contagios de Covid-19, participaron otros concejales y funcionarios del gobernador Juan Manzur. Fuentes judiciales informaron a LA NACION que por el momento no se dispusieron medidas contra el concejal que organizó el festejo ni sus invitados.

"Cumpliendo con las instrucciones de relevamiento y prevención en materia de las medidas de restricciones por la pandemia detectamos que se realizaba esta fiesta en este predio. Procedimos a intervenir y a desalojar del lugar a las personas que habían asistido a esta reunión", señaló el comisario Fabio Ferreyra, jefe de la Unidad Regional Este de la Policía de Tucumán, quien encabezó el operativo de desalojo.

El funcionario policial dijo que los operativos contra las fiestas clandestinas se realizan todos los fines de semana.

En las redes sociales se viralizaron las fotos del momento en que la policía procedió a desalojar la multitudinaria fiesta clandestina, donde se ve a los invitados, en su mayoría sin barbijo y ubicados en mesas que no respetaban el distanciamiento físico.

El diputado nacional por Tucumán José Cano, de Juntos por el Cambio, publicó las imágenes a través de su cuenta de Twitter (@JCanoOk) y criticó la organización del evento. "El concejal peronista Luis Correa de Alderetes, en Tucumán, celebró este fin de semana la fiesta de 15 de su hija con 400 invitados entre los que había varios funcionarios del Gobierno Provincial. Se creen impunes. Exigimos inmediatamente su renuncia", reclamó Cano en su posteo.

Esta no es la primera vez que se conocen imágenes de funcionarios tucumanos participando de fiestas en las que no se cumplen con las medidas sanitarias vigentes ante la segunda ola de contagios de coronavirus. Días atrás el propio gobernador Manzur quedó expuesto cuando, en el marco de los festejos por el Día del Trabajador, participó de un multitudinario locro con dirigentes del peronismo local, donde tampoco se respetaba el distanciamiento entre los comensales.

La celebración fue motivo de severos cuestionamientos a Manzur, sobre todo de su vicegobernador, Osvaldo Jaldo, con quien está enfrentado por lo que será la sucesión del poder, en 2023. "Mientras Manzur estaba de locro, se moría gente por coronavirus", disparó Jaldo.

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Politica