Policiales
Hasta las manos

Policías de Jujuy molieron a golpes a un menor de edad

La víctima se encuentra internada y su cuadro empeoró en las últimas horas. Indignación en los vecinos palpaleños.

QPJ Policiales

La denuncia formal consta que dos policías a bordo de una motocicleta Nº 352 habrían perseguido al joven de 14 años que trabajaba de delivery, uno de ellos le pegó una patada, provocando una fuerte caída sobre su rodado, mientras que el conductor de la moto policial lo atropelló.

De inmediato el móvil policial solicitó refuerzos, al que acudió un móvil con el número 711, con cuatro policías, una de ellas mujer.

La madre del chico de 14 años denunció el hecho en la capital jujeña, "en la seccional 47º del barrio Paso de Jama no me quisieron tomar la denuncia y no me dejaban ver a mi hijo que es menor, nos amenazaron y se burlaron de nosotros", dijo Sonia Reyes.

La mujer, además, señaló que "luego lo patearon en distintas partes del cuerpo en la vía pública, todo esto había sido observado por una mujer que les gritaba que dejaran de agredir al joven, lo llevaron dentro de la patrulla, le pusieron una capucha y lo atacaron a golpes entre más de cuatro policías", dijo.

"Cuando fui a la seccional a ver qué había pasado con mi hijo, no me dejaron verlo, y un oficial que no se quiso identificar me amenazó diciendo que si hacía la denuncia, a la moto no la veíamos más y a mi hijo le dijeron que saben dónde vive y si habla lo lamentaría".

Sonia Reyes hace comidas y su hijo de 14 años la ayuda haciendo de repartidor. "Lo cubrieron con una campera y lo patearon hasta que se cansaron, lo insultaban. Mi hijo les suplicaba que pararan, pero nunca escucharon. A los minutos un efectivo policial lo levantó del cuello y le preguntó su edad, mi hijo respondió y continuaron pegándole".

El parte diagnóstico médico obligó el traslado del joven de 14 años desde el hospital "Wenceslao Gallardo" hasta el Materno Infantil "Héctor Quintana". "Está muy mal, psicológicamente y físicamente, no quiere comer y se desmaya en mis brazos. Está en una cama sin poder moverse por los golpes que recibió", explicó la mujer.

Por otro lado, la mujer manifestó que no justifica para nada "a mi hijo por salir con la moto siendo menor de edad, pero no podemos permitir el accionar policial, esto es abuso de autoridad".

Se negaron a tomar denuncia

"Cuando llegué a la seccional, me dijeron que mi hijo estaba bajo custodia por ser menor de edad y no me dejaron verlo. Me dijeron que se había caído de la moto. Me dijeron que no podía llevarlo al hospital y que debía trasladarlo al médico policial. Entonces un efectivo me aparta y dice: yo le voy a decir la verdad, si hacés denuncia, sería tu palabra contra la mía y para que me tomen la denuncia, tendría que pagar 40 mil pesos por la moto por no llevar casco y además la multa por ser menor de edad y no tener la licencia. Yo le ofrecí darles mi moto pero quería ver a mi hijo", relató.

"Me dijeron que si radicaba la denuncia habría consecuencias. Tomé conocimiento de que los efectivos presentaron un descargo, se apersonaron a la seccional cuando yo estaba allí. Uno de ellos se reía y decía que no van a hacer nada porque van a perder la moto, mi hijo mayor escuchó cuando los oficiales que lo golpearon comentaban entre ellos. "A mi hijo de 14 años los policías le dejaron los botines marcados en la ropa y le rompieron las zapatillas"

"Es un hecho sumamente grave"

Al respecto el representante legal de la familia Reyes, Juan Gabriel Cabezas, le dijo a nuestro diario que "se trata de un hecho sumamente grave, sobre todo en lo institucional. En primer lugar que los policías de la Seccional 47º no hayan querido tomar la denuncia a la mujer y ella se dirigió a la Brigada de Palpalá, donde obtuvo la misma respuesta, tuvo que venir a San Salvador, en la Unidad Regional 1, para recién poder denunciar". Un menor de 14 años de una contextura delgada, tenía encima de su cuerpo dos motos, porque el móvil policial lo atropelló", dijo el letrado. Además Cabezas dijo que "las lesiones están constatadas, tiene una serie de hematomas en distintas partes del cuerpo, le rompieron los dientes a patadas y hasta el día de hoy martes (por ayer), continúa internado".

"La primera medida que los policías deben tomar es llamar a los padres del menor y si ellos creen que se ha cometido un delito tienen que hablar con un fiscal y remitir las actuaciones al Juzgado de Menores". "Vamos a realizar las presentaciones correspondientes en la Secretaría de Niñez y Adolescencia en Derechos Humanos y la denuncia formal en Fiscalía. Además vamos a presentar una nota al Ministerio de Seguridad para conocer quiénes son estos policías que se negaron a identificarse", publicó El Tribuno de Jujuy.


Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Policiales