Internacional
Polémica

China condenó a muerte a un violador

Además hace poco tiempo un funcionario había sido ejecutado por corrupción y bigamia.

QPJ Internacionales

Un tribunal de la provincia nororiental china de Hebei ejecutó a un hombre que había sido condenado a muerte por la violación de cuatro mujeres y el homicidio intencionado de tres de ellas en los años 90.

La cuarta de las mujeres violadas fue también víctima de un intento de homicidio por parte del hombre, llamado Wang Shujin, informó hoy el diario local The Paper.

El rotativo indicó que tanto el tribunal de primera instancia como el de segunda llegaron a la conclusión de que Wang era culpable de homicidio intencionado y violación y, a pesar de haber confesado sus actos -indica la fuente-, "la condena no podía ser menor".

Los datos publicados el pasado año por la organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) muestran que China continúa a la cabeza como el país que más ejecuciones realiza del mundo.

"Pero el alcance verdadero del uso de la pena de muerte en China se desconoce ya que estos datos son considerados secreto de Estado", señaló entonces la organización.

AI contabilizó 657 ejecuciones en todo el mundo en 2019, pero esa cifra -advirtió la ONG- "excluye los miles de ejecuciones que se cree que se llevaron a cabo en China".

Otra ejecución

Lai Xiaomin, expresidente del ‘banco malo' estatal chino Huarong, fue ejecutado la semana pasada tras ser condenado a muerte a principios de mes en el que es considerado por la prensa local como el "mayor caso de corrupción financiera" de la historia reciente del país.

Según una breve nota publicada por el oficial Diario del Pueblo, Lai fue ejecutado "con arreglo a los procedimientos legales y con la aprobación del Tribunal Popular Supremo de China".

El pasado día 5, un tribunal de la ciudad china de Tianjin (noreste) condenó a Lai a muerte por cargos de corrupción y bigamia.

Según las investigaciones, el antiguo banquero -que fue expulsado del Partido Comunista de China (PCCh) en 2018- aceptó sobornos por más de 1.788 millones de yuanes (277 millones de dólares, 225 millones de euros) entre 2008 y 2018, período en el que también había sido uno de los principales dirigentes de la Comisión Reguladora de la Banca de China (CBRC).

Según la sentencia publicada por ese tribunal, Lai solicitaba explícitamente los sobornos a cambio de ascensos o adjudicaciones de proyectos, algo que "puso en peligro la seguridad y estabilidad de las finanzas nacionales y tuvo un impacto social extremadamente negativo".

Fuente: EFE

Comentarios

Tucomentario

Nombre

Más de Internacional