Internacional
QEPD

Un pequeño de 19 meses murió luego de que su madre quemara su cuerpo con agua hirviendo

El hecho que, que tuvo lugar en la ciudad inglesa de Mansfield, terminó con la muerte de la pequeña bebé y su madre acusada por homicidio.

QPJ Internacionales

Katie Crowder, una madre adicta, asesinó a su bebé de 19 meses quemándola con agua hirviendo. El suceso tuvo lugar en su domicilio ubicado en Mansfiled, una pequeña ciudad inglesa. Antes de que ocurriese el fatídico hecho, Crowder había estado consumiendo cocaína y continuó haciéndolo aun después de finalizar con el asesinato.

Mientras la niña jugaba, su madre la expuso al agua caliente. La pequeña Grace comenzó a agonizar delante de su progenitora la que, fuera de sí, no hizo nada para salvarla. Con un 65% de su cuerpo plagado de graves quemaduras, la infante quedó inconsciente en el piso sin ayuda y/o auxilio de ningún tipo.

La policía, en conjunto con el personal médico competente, arribaron a la casa donde la bebé yacía gravemente herida. Consultaron con la madre lo que había ocurrido. Ella reconoció haberla encontrado de esa manera. Poco después, Gracie moriría a minutos de haberse iniciado su traslado hacia un hospital cercano.

A la espera del juicio

La madre de 26 años, que asesinó violentamente a su bebé, fue interrogada en el lugar de los hechos respecto de lo que había ocurrido. Crowder juró haber estado limpiando los desastres que su perro había hecho cuando, súbitamente, su hija de 19 meses apareció boca abajo en el suelo del baño, junto a un balde con agua. Debido al estado narcótico en el que se encontraba, la policía la llevó bajo custodia a una de las comisarias de la ciudad.

Otra postal de la madre adicta con su bebé, días antes del horrido acontecimiento.

Poco después, la joven progenitora fue acusada de homicidio deliberado. Acto seguido, se procedió con el juicio en su contra que tuvo como carátula el cargo anteriormente mencionado. Durante el proceso, se pudo conocer que Crowder, en repetidas ocasiones, mostró una actitud quejosa por tener que pasar tanto tiempo al cuidado de su hija. Expresó, también, necesitar un descanso de ella.


0Comentarios

Tu comentario

Nombre