Turismo
Cerro Huancar

En este paraíso de Jujuy podés surfear y esquiar como si estuvieras en el mar

En el corazón de la Puna Jujeña, se encuentra el Cerro Huancar, un lugar ideal para realizar deportes extremos como el Sandboard y disfrutar al aire libre.

El Cerro Huancar se ubica en Abra Pampa, la ciudad cabecera del departamento de Chochinoca, a 205 km de distancia de San Salvador de Jujuy yendo por la Ruta Nacional 9.

El Cerro Huancar cuenta con dunas de arenas muy finas ideal para realizar actividades como el sandboard, el esquí para arena o realizar un Trekking a 3000 m.s.n.m.. Además se encuentra muy cerca del maravilloso paraíso Monumento Natural Laguna de los Pozuelos lo cual le permite a los turistas conocer otras de las bellezas que presenta la provincia.

Los maravillosos médanos se pueden ver desde la Ruta Nacional 9, desde donde se accede por un camino de ripio. Para acompañar al paisaje de las dunas, hay una laguna con patos de diversos colores que transforman el entorno en un excelente lugar para disfrutar y pasar el día.

La Leyenda del Huancar

En Abra Pampa todos sabemos que en el Huancar vive el diablo y van las brujas, y hacen una gran fiesta todas las noches. Se oye la música, el golpe de la Caja, los cantos y el hablar de la gente.

Cuando se hace de noche, todos tienen miedo de ir por el camino que pasa por el Huancar. Dicen que el diablo montado en un caballo blanco con la montura de plata y las riendas, brinda en las noches de luna y les convida a muchos para ir a la fiesta. Los asistentes tienen que tener coraje, deben escupir y pisotear a nuestro señor, y a todos los santos. Las brujas les presentan a lo santos para que ellos pisoteen, bailen y canten con todos. Comen una comida muy linda. Entonces piden lo que quieren y les dan la virtud para ser curanderos, para tocar caja o la quena para tener suerte en lo que sea (...).

Para el carnaval dicen que toda esa gente salen del Huancar van a un lado y a otro. Se oye la música no más, el ruido de las risas y los cantos.

¡Ave Maria!, decimos y no persignamos cuando oímos el carnaval que viene del Huancar.

Dicen que iba de paso un campesino y que ha visto luces en el Huancar y al asomarse para ver, se ha encontrado con un gaucho que lo ha invitado a tomar mate cebado. Tomaron mate y conversaron mucho rato. Y después lo invitaron a pasar a la casa del gaucho, al entrar vio que era el mismo cerro, y el hombre vio sillas, muebles, todo de oro y ahí el gaucho le ha avisado que era el "tío". Al darse cuenta empezaron los tratos: el tío le dijo que le puede dar todo lo que necesite, todo lo que él quiera tener. El hombre le cuenta que le hacia falta dinero. El tío le comunico que al día siguiente, a las doce de la noche que tenía que volver al cerro, que adentro iba a ver fuego ardiendo, que entrara y que iba a encontrar el dinero que había pedido.

El hombre había ido a las doce. Cuando estaba llegando ha visto fuego entonces entro, desapareció el fuego y apareció el hombre. Cuando le iba a entregar el dinero, le habían dicho que si quería tener todo lo que quería, que lleve dos veces por semana un gallo blanco al Huancar, entonces el iba a tener todo lo que necesitaba.

Después de trabajar medio año mas o menos. El hombre se convirtió en millonario. Entonces, ya había dejado de ir al Huancar llevando los gallos blancos.

Una noche encontró una chica en el camino que al él le gusto mucho, y se puso de novia. Pasó como una semana, se encontraban todas las noches, ya iban a casarse y una de esas noches lo había hallado al tío en el lugar donde se encontraban con la chica. Le ha preguntado por que había dejado de cumplir la promesa que tenía con él. El hombre le contesto que como ya tenia de todo ya no necesitaba nada del tío.

Entonces el tío le dio un plazo de veinticuatro horas para que lleve el gallo, y si no lo llevaba iba a morir.

Después fue ha llevar el gallo, pasado dos días había vuelto a encontrar la chica esa, y había seguido llevando el gallo, y pasado una semana volvió a fallar.

Una noche había ido a dormir con la moza, y en ese momento al hombre se le nubló todo, quedo como ciego y en un instante la moza desapareció. Después el hombre había despertado y dicen que sentía gritar afuera. Se acercaba y el grito era lo mismo, hasta que llego al Huancar y ahí encontró a la moza, ella le dijo que era el mismo gaucho, el tío. Y le dio otro plazo de veinticuatro horas para llevar el gallo y que si fallaba otra vez esa misma noche le quitaba todo, y quedaba pobre como antes.

Llevó el gallo otra vez, pero luego volvió a fallar y el tío le quito todo y ya cerca del amanecer murió, sin que nadie lo viera.

Uno había ido a visitar y lo había encontrado muerto, Y aviso a los vecinos. Cuando lo vinieron que estaba tan pobre, habían tenido que hacer una colecta para comprarle el cajón. Y lo llevaron al cementerio y lo enterraron. Al otro día en ese lugar había un agujero por el que cabía un hombre al ver eso fueron a avisar a las autoridades. Fueron, cavaron y habían encontrado el cajón vació, tenia unas plumas y nadie sabia porque eso había pasado, entonces dijeron que había sido llevado por el "tío"

Festival folclórico 

El festival se realiza de manera ininterrumpida desde 1977, y ya se convirtió en el principal evento en su tipo de la Puna Argentina. Se realiza al pie del Cerro Huancar donde se presentan distintos artistas y además se llevan a cabo otras actividades, como Festival de Jineteada y Folclore; Encuentro de Comidas Regionales y Challada del mojón en la Plaza Central.

Este Festival para toda la familia, cuenta con la participación de artistas de los diferentes estilos folclóricos. Podrás disfrutar desde los copleros locales que preparan su mejor repertorio para esta ocasión, pasando por delegaciones de diferentes puntos de la Provincia que año tras año homenajean al mítico Huancar, hasta llegar a artistas de renombre nacional e internacional.


Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre