Policiales
Muy triste

Mataron de una puñalada al hijo de uno de los humoristas más queridos

El descendiente del famoso humorista santiagueño fue ultimado durante el festejo de un cumpleaños. El hermano de la víctima fatal resultó herido.

Franco Chávez, la víctima fatal del brutal ataque. Franco Chávez, la víctima fatal del brutal ataque.

Un hombre de 38 años, hijo del popular humorista santiagueño Edgardo Pochi Chávez, murió apuñalado durante una discusión en la localidad de Quimilí, mientras que otro de los descendientes del artista, de 32, resultó herido de un puntazo.

La víctima fatal fue identificada como Franco Chávez, mientras que el hermano del occiso es Esteban Pitu Chávez.

El fatal hecho se produjo en las primeras horas del domingo en el barrio Las Cooperativas, de Quimilí, durante la celebración de un cumpleaños, en la que se produjo una violenta discusión entre los hermanos y personas alcoholizadas.

Según publica El liberal, los Chávez estaban en la casa de un amigo celebrando un cumpleaños cuando el acusado por el crimen, Rubén Alberto Domínguez, alias Godinez, de 21 años, a quién conocían del barrio, se "coló" en el festejo.

El dueño de casa, don Abel Ojeda, advirtió que Godinez estaba drogado y borracho: "Estaba enojado porque el resto le había recriminado que se drogara frente a niños. Le dije que se fuera a la casa y volviera más tarde a comer".

En diálogo con El Liberal, Ojeda relató lo sucedido: "Los muchachos lo corrieron. Se fue y volvió con un cuchillo carnicero. Quise pararlo y me tiró unas cuchilladas. Me atajé como pude. Ahí se pararon Franco y el hermano".

"Franco quiso largarle una patada y se resbaló y cayó. El chico aprovechó y lo apuñaló en el abdomen. El hermano de se acercó y también recibió una cuchillada en el cuello", acotó el dueño de la casa.

"Cumplía 75 años, más el Día de la Madre. Por eso invité a Franco a mi casa. Lo conocía por sus suegros. Me cansé de pedirle que venga a casa y mire lo que pasó", lamentó, quebrado, Ojeda.

Con los Chávez malheridos, Godinez huyó hacia su casa, ocultó el cuchillo debajo de la heladera y luego fugó hacia el monte. Sin embargo, fue detenido a las horas.

Así detuvieron al acusado.

Los últimos minutos con vida de la víctima

Franco subió a su hermano a una camioneta y lo trasladó al Hospital local. En el nosocomio, hicieron un trasbordo y una ambulancia derivó a Pitu hacia el Hospital Regional.

Franco se quedó más tranquilo pero perdió demasiada sangre durante el trajín para salvar al hermano y se descompensó. Pese a los esfuerzos de los médicos, falleció.

Pueblada e indignación

Más de 700 vecinos y allegados a las víctimas prendieron fuego la casa de Godinez, ubicada a pocas cuadras de la vivienda donde ocurrió el brutal y sangriento ataque a cuchilladas.

Te puede interesar
0Comentarios

Tu comentario

Nombre